Una asombrosa piscina flotante unirá las azoteas de dos edificios en Londres.

En las grandes ciudades escasean los espacios para construir piscinas, máxime cuando se trata de ciudades como París, Londres o Nueva York.
Pues bien, el estudio de arquitectos HAL ha dado con la solución: construirá la piscina en el aire. La piscina de la nueva urbanización Embassy Gardens legacy Buildings, en Londres permitirá a sus inquilinos cruzar la calle nadando a la altura de un décimo piso.
La piscina mide 27 metros en total, y forma un puente de cristal que une dos de los bloques de este nuevo complejo de viviendas que ya ha empezado a construirse en el distrito de Nine Elms. Se espera que se termine de construir en 2017.
Para flipar y no acabar.
A continuación, las fotografías del proyecto. ¿Qué os parece?
Etiquetado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *