Tu web de humor freak, comic, televisión, cine y entretenimiento en general

domingo, 6 de marzo de 2016

Explican científicamente el origen de la "cara de perra"

Los anglosajones utilizan la expresión 'bitch face' (cara de perra o cara de zorra) para describir un rostro serio y desafiante que puede poner una mujer o un hombre ante un momento de reto, provocación o pelea. Muchas veces se puede ver en telenovelas, cuando la mala malísima se enfrenta a los demás personajes, pero también en políticos cuando son excesivamente severos.
En la cultura pop, se atribuye este rostro a personajes como Victoria Beckham -siempre hierática y altiva- a músicos como Kanye West -hace siglos que no se le ve sonreír- o incluso a la realeza, como la Reina Isabel de Inglaterra.


La popularidad de la expresión 'bitch face' ha hecho que dos científicos llamados Jason Rogers y Abbe Macbeth, que trabajan para la firma Noldus Information Technology, hayan decidido investigar los orígenes de tan curiosa expresión.
Para ello, crearon un programa llamado Noldus's Face Reader (el lector de caras de Noldus) para identificar expresiones faciales de fotografías. A través de este software analizaron más de 10.000 imágenes de personalidades famosas. En cada rostro  se registraron 500 puntos de expresión, y a los resultados del análisis se lesa atribuyó 8 emociones humanas: alegría, tristeza, ira, miedo, sorpresa, asco, desprecio y neutralidad.  
Para crear un estándar de estas emociones para que el software pudiera comparar las demás fotos, los autores de la investigación eligieron una serie de imágenes en las que se mostraba cada una de estas expresiones con claridad. A partir de esas fotos, se midieron las demás.
Y tras establecer estos baremos, el programa destacó a varias imágenes en la emoción 'desprecio': Kanye West, Kristen Stewart y la Reina Isabel. Sí, tres personas muy conocidas por su 'bitch face'.



Y aquí llega lo interesante. ¿Qué es lo que hace que una cara sea de perra? Para Rogers, la clave está en un lateral de los labios, que se suelen echar un poco para atrás, junto con un ligero entrecerrar de ojos. "Es una especie de sonrisa ligera de desprecio", explica el investigador a The Washington Post.


Otro de los resultados interesantes del experimento es que el programa encontró igual número de caras de perra tanto en hombres como mujeres, lo que indica que este término es absolutamente machista, y que se debería encontrar otra expresión para nombrarlo de manera adecuada.
Según señalan Rogers y Macbeth en sus conclusiones, publicadas el pasado mes de octubre , es que la cara de perra se suele poner en un estado de emoción neutral. Es decir, no se pone queriendo ni sintiendo nada en especial, sino que se tiene y punto, como quien tiene los ojos azules.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...