Tu web de humor freak, comic, televisión, cine y entretenimiento en general

martes, 5 de abril de 2016

Los peores trabajos de la historia.


Much@s de vosotr@s os quejaréis de vuestros trabajos (l@s afortunad@s que tengan un trabajo). "Menuda puta mierda de trabajo tengo" habréis dicho en más de una ocasión. Pero lo cierto es que os podéis dar con un canto en los dientes si tenemos en cuenta los miserables trabajos que han existido a lo largo de la historia.
Os mostramos unos cuantos:

Punkawallah

Los punkawallah se pasaban horas de pie bajo el sol para ventilar a las personas y les pagaban una miseria. Ventilador humano…


Oledor de axilas

Hay días que huelen cosas agradables como colonia, pero para evaluar nuevos desodorantes que salgan al mercado hay que oler axilas... En verano debe de ser muy gratificante.


Empujador de tren

El empujador de tren se dedica a apiñar a los pasajeros para poder cerrar las puertas del tren y prevenir atrasos. Seguro que los pasajeros viajan muy cómodos…


Ordeñador de serpientes

Este trabajo todavía existe y consiste en hacer que la serpiente secrete su veneno en un vaso para utilizarlo para anti-sueros y tratar mordeduras de serpientes. Un trabajo bastante peligroso.


Ordeñador de semen

Un trabajo nada usual.


Resurreccionista

Los resurreccionistas se encargaban de desenterrar cadáveres del cementerio para venderlos a escuelas de medicina y ser utilizados en clases de anatomía. Un trabajo realmente tétrico.


Enterrador de plagas

La peste negra provocó la muerte de 200 millones de personas en Asia y en Europa. Por eso los enterradores de plagas iban de casa en casa recogiendo a las víctimasy las llevaban en carretas. Muchos de estos recolectores terminaban después en esas carretas…


Azotador de perros

El azotador se encargaba de azotar perros que ladraban y hacían ruido durante los eventos de la iglesia. Un trabajo despreciable…


Recolector de sanguijuelas

En el siglo XIX, las sanguijuelas se utilizaban para tratamientos medicinales. El recolector tenía que pasarse horas bajo el sol recogiendo miles de sanguijuelas que en muchas ocasiones le chupaban la sangre.


Despertador humano

Antes no había despertadores eléctricos ni móviles, así que los despertadores humanos ibande casa en casa dando golpes a la ventana con un palo. Todo un despertador casero.


Fuller

Era un trabajo consistía en limpiar lana…. ¡con su propia orina! A ver quién se atreve a ponerse esa ropa…

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...