Tu web de humor freak, comic, televisión, cine y entretenimiento en general

domingo, 29 de mayo de 2016

Ryan Reynolds conmovió a todo el mundo con una carta a un fan fallecido de cáncer.

Ryan Reynolds se está convirtiendo en una de nuestras personas favoritas del mundo. Hace unos días compartimos con vosotros algunos de los tuits que escribe sobre su paternidad, que son verdaderamente descacharrantes. Hoy os vamos a contar algo más serio. Como sabréis, Deadpool no ha sido solo un proyecto muy personal para él, sino que además ha sido un exitazo que ha redefinido el género de las películas de superhéroes. Pero además, Reynolds es una estrella que se esfuerza en conectar y estar muy cerca de sus fans.
Uno de estos fans era Connor McGrath, un chico de 13 años al que le habían diagnosticado un cáncer, y del que Reynolds se hizo amigo, pasando tiempo con él y enviándole mensajes continuamente. Cuando McGrath desafortunadamente falleció, la estrella compartió un emocionante tributo en Facebook:
Reynolds ha contado de manera hermosa la historia de su amistad. Si podéis leer esto y no sentís nada, lamentamos deciros que tenéis que hacéroslo mirar:
De forma ininterrumpida durante tres años, mi amigo, Connor McGrath, le ha pateado el culo al cáncer. No sé cómo… quizás el cáncer hizo trampas.., pero la lucha finalizó hace dos noches.
Ni en mis sueños más salvajes, puedo imaginar cómo de difícil debe ser esto para sus padres Kim y Gerald —junto al resto de su familia en Newfoundland.
Connor tenía 13 años. Pero este niño… Era listo. Era divertido. Y no solamente divertido "para ser un niño" —o divertido "para ser una persona que estaba peleando contra algo muy feo". Era divertido lo mires como lo mires. Tenía… ese algo.

Eso que ves en los grandes intérpretes o escritores de comedia. Una habilidad para estar permanentemente comentado y haciendo observaciones con la que alguna gente tiene la suerte de nacer.
Se marchó demasiado pronto y es imposible aceptarlo. Connor fue un gran amigo, un gran hijo, y una luz para la gente que tuvo la suerte de conocerle. Además de golpear al cáncer una y otra vez en las bolas, hizo reír a todo el mundo. Incluyendo a todo el personal del hospital infantil Edmonton's Stollery.
Fue gracias a la Fundación Make-A-Wish (N.d.T. "Pide un deseo") que nos conocimos. No puedo agradecérselo lo suficiente. En serio. Gracias. Por su deseo, Connor fue la primera persona que vio Deadpool. Viajé a Edmonton, Alberta para sorprenderle con un montaje inicial del filme. Había muchas partes con cables colgando que aún no habíamos arreglado, bromas que todavía no funcionaban (y aún no lo hacen) y pantallas verdes. A Connor no pareció importarle. Y nunca me he sentido más afortunado de haber conseguido convertirme en Wade Wilson.

***Antes de que me agarréis del pescuezo por enseñarle una película para adultos a un niño de 13 años, tened en cuenta que este niño conocía más insultos que un chef británico.
Volví a Edmonton 6 semanas después y me gustaría decir que las cosas estaban mejorando. Después de mi visita, no sabía si estaba diciéndole adios o hasta luego. Sentado aquí ahora, me doy cuenta de que eran las dos cosas.
Fui afortunado de haber estado cerca del mundo de Connor durante algún tiempo. Afortunado por las páginas y páginas de mensajes hilarantes entre los dos. Afortunado porque sus padres le permitieran a Connoer pasar el tiempo con un niño malhablado atrapado en el cuerpo de un adulto de 39 años.
1
Bauticé a Connor "Bubba". Y él me llamó "Bubba2". Nos conocimos porque él amaba Deadpool. De alguna manera, él ERA Deadpool. O, al menos, todo lo que Deadpool aspira a ser; equilibrar el dolor, la valentía, el amor y un sentido del humor soez (¡soez!) en una persona. Ojalá se hubiera podido quedar más tiempo.
Si queréis hacer una donación a la Fundación Make-A-Wish Foundation, os puedo garantizar que vuestro dinero irá a un buen lugar. Esta gente no apesta. Son heróicos. Y punto. http://makeawishna.ca/wishes/donate
Mis más profundas condolencias y agradecimiento a Kim, Gerald y todo el clan McGrath —que amaron tan bien a su pequeño niño. Y afortunadamente, Connor lo sabía.
Nos vemos más adelante, Bubba.
1

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...