Tu web de humor freak, comic, televisión, cine y entretenimiento en general

jueves, 4 de agosto de 2016

5 hábitos excéntricos de grandes genios que podrían inspirarte

Determinadas personas poseen un don especial, un intelecto muy desarrollado. Los llamamos genios, aunque algunos de ellos, tienen unos curiosos hábitos. ¿Tal vez si adoptamos esos hábitos, seremos un poco más genios?

Aquí te dejamos algunos ejemplos:


5. Báñate con agua fría




Benjamin Franklin fue un inventor, escritor y político muy prolífico y entre sus secretos para el éxito estaba el nadar en aguas frías no importa que fuera invierno, hábito que compartía con Theodore Roosevelt.

Según ellos, el llevar a su cuerpo a temperaturas tan bajas provocaba una especie de shock ante el cual el cuerpo aumentaba la circulación de sangre a los órganos vitales, especialmente el cerebro. No es necesario bañarte en un río helado, pero quizá una ducha fría podría serte útil.

4. Llora, no importa la causa




Steve Jobs tenía un nivel de genialidad tan alto como su excentricidad. El fundador de Apple era un firme defensor de la necesidad de llorar, no importa si era de tristeza, alegría o simplemente como una forma de relajarse.

Según Jobs las lágrimas purificaban su espíritu y no estaba muy equivocado, ya que al llorar el cuerpo libera hormonas que bajan tus niveles de estrés. No es necesario que llores todos los días, pero ábrete a ser vulnerable y llorar para dejar salir esas emociones embotelladas.


3. Relaja tu cuerpo para meditar


Igor Stravinsky

Igor Stravinsky fue un gran compositor, uno de los mejores del siglo XX y este tenía un hábito bastante extraño: Cada día se paraba de cabeza durante 15 minutos.

Según Stravinsky el estar de cabeza le servía para meditar y concentrarse en las actividades del día. En tu caso puedes elegir actividades como por ejemplo el yoga que cumple una función similar.

2. Duerme siesta





La mayoría de nosotros se va a la cama en la noche para luego levantarse en la mañana, Leonardo Da Vinci prefería un horario de sueño bastante diferente y que estaba compuesto de pequeñas siestas de entre 10 y 20 minutos durante el día.

Dormir bien en la noche es bueno, pero la ciencia destaca la importancia de las siestas para mejorar nuestra productividad, memoria y capacidad de aprendizaje, incluso existen estudios que determinan cuánto y cómo debemos descansar durante el día para conseguir mejores efectos.

1. No pierdas tu tiempo con decisiones poco importantes




Un genio tiene muchas cosas que cuestionarse durante el día las que son realmente importantes, por eso genios tan importantes como Einstein, Steve Jobs y Mark Zuckerberg prefieren dejar de lado esas cosas menos relevantes, no por nada su armario estaba lleno de ropa igual, así no perdían tiempo escogiendo que usar en la mañana.

En tu caso puedes crear una colección de ropa que combine entre sí o separar tus atuendos de forma que no tengas que pensar demasiado en qué elegir, simplificando así tus mañanas y dejando tu mente lista para lo que realmente importa.

No es necesario ser un genio para adoptar alguno o varios de estos cinco hábitos considerados extraños o excéntricos pero que se pueden ajustar para una vida normal y más sana.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...