Tu web de humor freak, comic, televisión, cine y entretenimiento en general

martes, 2 de agosto de 2016

Tres errores que cometemos al cargar el móvil.

Todo el mundo sabe que allá donde hay WiFi uno se siente como en casa, y que cuando se nos agota la batería del móvil la vida se puede volver bastante gris. Esto explica sin duda la gran cantidad de mitos y leyendas que hablan sobre cómo aumentar la eficacia de la recarga y así poder prolongar esa sensación de hogar. Pero el hecho es que algunos de estos "truquillos" que se aconsejan acaban siendo bastante contraproducentes.
Cadex Electronics, que se presenta como uno de los principales probadores de baterías para smartphones del mundo, ha abierto un sitio muy freak llamado la Universidad de la batería, cuyo lema es "Potestas et scientia" (el poder y el conocimiento) y su objetivo acabar con los malos hábitos informando a la peña sobre el modo correcto de cargar la batería de nuestros móviles.
El sitio ofrece un montón de detalles técnicos que pueden resultar un pelín complicados de entender, así que para hacerte la vida más fácil hemos recogido aquí abajo una breve lista con los errores más típicos que deberías evitar para dejar de cagarla cada vez que pones tu móvil a cargar.

ERROR Nº 1: CARGAR LA BATERÍA AL 100 POR CIEN
No salir de casa sin la batería completamente recargada, de lo contrario —según asegura tu amigo más nerd— a causa del llamado efecto memoria, tu smartphone se descargará a un ritmo fugaz. ¡Falso!
Los expertos técnicos de la Universidad de la batería nos garantizan que no hace falta que nos quedemos en casa dando vueltas como un idiota esperando a que nuestra batería pase del 98 al 100 por ciento. De hecho, es mejor desconectar el cargador antes de que el teléfono se haya cargado por completo. El efecto memoria no es más que un recuerdo de otros tiempos cuando las baterías aún eran de níquel y cadmio, pero no tiene ninguna implicación en los teléfonos de hoy. En otras palabras, no hay necesidad de cargar nuestro móvil al completo, es una leyenda urbana.

Además, a veces la batería no está completamente recargada incluso cuando nuestro teléfono nos asegura que es sí, nuestros smartphones nos mienten a menudo.
Otro hábito nada sano es dejar nuestro teléfono recargándose toda la noche. Esto no es más que un golpe de estrés para nuestro pobre dispositivo, pues es como si sometiéramos a nuestra batería a un eterno entrenamiento de fuerza. La Universidad de la batería recomienda encarecidamente desconectar la fuente de alimentación en el momento adecuado, "lo que equivaldría a relajar los músculos después de un entrenamiento agotador". Por esa misma razón, no es necesario cargar completamente nuestras baterías de iones de litio, una carga parcial es más eficaz y duradera.
Tampoco es conveniente dejar el teléfono apagado durante un largo periodo con la batería completamente agotada, según escribe Apple en su manual de usuario. Una batería descargada por completo puede hacer que el dispositivo entre en un estado comatoso que haría imposible cualquier intento de recarga posterior. 







ERROR Nº 2: ESPERAR EL 'MOMENTO ÓPTIMO' PARA LA RECARGA

Aunque no hay mejor excusa que una batería descargada para evitar llamadas no deseadas, no es muy inteligente esperar a que el teléfono esté a punto de morir para ponerlo a recargar. Una vez más, esta idea errónea y muy difundida solo tenía sentido en el pasado, cuando teníamos que esperar a que nuestra batería se agotara por completo para evitar el temido efecto memoria. 




De todas formas, Giga asegura que dejar la batería descargada por completo no es tan malo. Casi todas las baterías de litio están equipadas con mecanismos que las protegen contra los estragos del tiempo y esperar a que se descarguen completamente no afecta tanto a su longevidad siempre que no lo hagamos demasiado a menudo.

La carga perfecta oscila entre el 20 y el 80 por ciento. Si nos mantenemos dentro de este rango, la batería debería durarnos más tiempo. Lo mejor es conectar nuestro móvil a la fuente de alimentación durante un tiempo siempre que lo necesite para mantenernos dentro de un buen nivel de carga.




ERROR Nº 3: CARGAR LA BATERÍA CUANDO HACE UN CALOR DE COJONES

El calor no solo abochorna a los humanos, y mientras que nosotros podemos ponernos en pelotas para disminuir sus efectos nuestros dispositivos no tienen tanta suerte. La propia Apple recomienda no cargar el teléfono si no es completamente necesario cuando hace demasiado calor para evitar que se sobrecaliente. Sus dispositivos, de hecho, funcionan mejor si se mantienen a una temperatura de entre 16 y 22 ° C. Por ello, lo mejor es que intentemos mantener nuestro teléfono dentro de estas temperaturas durante la recarga.

Una temperatura superior a 35 °C podría causar un daño permanente en la batería y los productores advierten que podría ser un riesgo para el dispositivo. Para controlar este aspecto, los usuarios más diligentes pueden instalar una aplicación de termómetro en su Iphone y evitar la exposición directa a la luz solar, mientras que para los usuarios de Android existe un código secreto para conocer la temperatura de la batería, solo hay que hacer clic sobre el icono del teléfono, escribir con el teclado *#*#4636#*#* y se podrá conocer la temperatura de la batería sobre el menú de información.

Por otro lado, el frío extremo tampoco es bueno para nuestros móviles, pues la batería puede descargarse más rápidamente si se somete a bajas temperaturas.


Así que ya sabéis, si queréis que vuestro móvil os acompañe durante más tiempo y dejar de sufrir constantemente por si se agota la batería, dejad de lado los malos hábitos y haced caso de estos consejos.

1 comentario :

  1. Error... si dejamos el móvil conectado al cargador muchas horas no pasa absolutamente nada, una vez cargada la batería deja de cargar, el móvil se alimenta directamente del cargador y la batería permanece al 100% sin gastarse

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...