Tu web de humor freak, comic, televisión, cine y entretenimiento en general

sábado, 3 de septiembre de 2016

En 20 años, las parejas no tendrán sexo para reproducirse, según los expertos.

La población está creciendo a un ritmo preocupante. Y con ella, crecen las enfermedades hereditarias. 

El profesor de genética y miembro del comité de ética biomédica de Stanford, Henry T. Greely trató esta temática en su libro 'The End Of Sex and the Future of Human Reproduction'. 


Su posición es que en 20 años, las parejas en países desarrollados dejarán de tener sexo con un propósito reproductivo y en su lugar, elegirán recurrir a laciencia.

Técnicas revolucionarias





Según Greely, los procesos científicos que suplantan a la concepción naturalserán accesibles a todos. Actualmente, la genética está enfocada en mejorar eldiagnóstico genético preimplantacional, la fertilización in vitro, entre otros procedimientos. 

El diagnóstico genético preimplacional consiste en estudiar el ADN de un embrión humano para determinar si cumple con las características requeridas y así descartar aquellos con algún defecto congénito. Por otro lado, la fertilización in vitro es el proceso por el cuál un óvulo es fertilizado por un espermatozoide fuera del cuerpo, es decir in vitro. 

De hecho, estas técnicas ya existen y son ampliamente utilizadas, simplemente se trataría de mejorarlas y potenciarlas. No suena muy complicado de realizar, en términos científicos.



Diagnóstico genético preimplantacional





Para Greely, el proceso sería el siguiente:


«Los padres podrán elegir los embriones por categorías. Una categoría serán los embriones con enfermedades severas y no tratables. Una segunda categoría aquellos con otro tipo de enfermedades. Una tercera categoría serán organizados por características cosméticas, incluyendo la forma del cuerpo, el color de los ojos y del pelo, si el pelo se vuelve blanco muy temprano, etcétera. [...]»

En lo que refiere a las características de comportamiento, Greely cree que se podría conocer si un niño va a tener un 60 % de posibilidad de tener un promedio destacado al graduarse. 

Esta técnica permitiría disminuir considerablemente los costos dedicados al sistema de salud, ya que la cantidad de pacientes con enfermedades hereditarias disminuiría considerablemente. Así, se podrían dedicar estos ingresos a la medicina reproductiva permitiendo que sea accesible para todo el mundo. 

De este modo, según Greely, aquellas personas que sigan teniendo sexo para el propósito de reproducirse serán estigmatizadas, ya que no aportaría más quecostos al sistema de salud. Por otro lado, esta técnica permitiría mayor igualdad, ya que las parejas de mismo sexo podrían crear un hijo genéticamente suyo. 

Ciencia en lugar de sexo



Entonces según Greely, la ciencia nos permite crear individuos sin la necesidad de sexo. Por supuesto, el sexo no va a desaparecer, pero sería practicado únicamente para disfrutar y por sus beneficios. 

Según el profesor, una pareja que quiere un bebé debería acudir a una clínica especialista en fertilidad, donan material genético (como esperma o células de la piel) y vuelven un tiempo más tarde. Luego: «El ADN de los embriones resultantes serían secuenciados y analizados cuidadosamente antes de tomar la decisión de cuál transferir al útero para su posible desarrollo», además «los padres serían informados sobre todo lo que deseen conocer en cuanto al material genético de los embriones, y luego elegirían uno o dos para que sea implantado, obteniendo así el nacimiento de un bebé».

Lo más interesante es que seria un método capaz de eliminar muchas enfermedades y sería seguro, legal y accesible. 

Pero... ¿cualés serían los problemas éticos y morales? Greely explica que tododepende del uso que se le da a esta nueva tecnología. Como todo lo nuevo y prometedor, esperemos que, de suceder, no sea utilizado para destruirnos a nosotros mismos y a nuestro mundo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...