Tu web de humor freak, comic, televisión, cine y entretenimiento en general

sábado, 22 de octubre de 2016

Los 10 temores de los hombres en la cama.

¿Es tu primera vez en la cama con la chica que has estado cortejando durante meses y solo de pensarlo te asaltan uno, dos, tres o hasta diez miedos? ¡Bienvenido al club! Resulta que todos, sin excepción, hombres y mujeres, experimentamos cierto tipo de ansiedad antes del momento crucial. “Durante una relación sexual, todo el mundo está más preocupado en dar placer que recibirlo. Todos y todas queremos ser buenos amantes, y además, nos acercamos a la cita con la idea de que el orgasmo durante la penetración es la garantía del éxito. Y no cualquier orgasmo, claro, sino el mejor. Así que es normal que este nivel de auto exigencia genere estrés o inseguridad”, comenta Pedro Lucas Bustos, sexólogo y psicólogo clínico, responsable de la web consultasexólogo.com. El portal británico Superdrug Online Doctor ha realizado una encuesta entre 2.000 americanos y europeos acerca de sus miedos relacionados con el sexo, y este es el top 10 de los temores masculinos.



1. La otra persona podría tener una enfermedad sexual

Tranquilo. La manera de abordarlo es sencilla: “Utiliza adecuadamente los métodos de protección para prevenir ETS (enfermedades de transmisión sexual), en este caso, el preservativo”, comenta el experto. Por otra parte, si sabes qué ETS concreta padece, infórmate bien sobre esa enfermedad y las medidas de protección adecuadas para evitar contagios. Esto te ayudará a disfrutar del sexo sin miedo.

2. No va a quedar satisfecha/no va a llegar al orgasmo

Si aún vives con la creencia extendida de que el hombre es el responsable del placer de la mujer, tendrás que ir cambiando el chip; como indica el especialista, cada uno es responsable de su placer, ella del suyo y tú del tuyo. “No hay que perder la empatía en la relación sexual, pero tampoco obsesionarse con ella. Es decir, imagínate que te vas a la cama con una mujer que padece anorgasmia, ¿eres responsable de esto? Además el orgasmo no es garantía de una satisfacción sexual plena”, puntualiza Bustos. Y recuerda, “no conviertas el orgasmo en la firma de la relación sexual”.

3. El condón podría romperse

Un estudio de la Universidad de Sídney (Australia) halló que el 4,9% de los condones se rompe, y concluyó que se debe, principalmente, a la falta de costumbre al usarlo y una forma incorrecta de ponerlo. “Hay que asegurarse de que el condón que usas es el adecuado para el pene, seguir las instrucciones y saber ponérselo correctamente. Tiene que quedar bien ajustado a la base del pene y evitar que quede aire dentro”, explica el sexólogo. Y por supuesto, ten presente que el preservativo es de un solo uso, confirma que no esté caducado, y procura guardarlo siempre en un lugar fresco y seco para su correcta conservación.




4. Terminar demasiado pronto

Calma. La eyaculación precoz, como afirma Pedro Lucas Bustos, “no suele ser un problema que se tiene de forma esporádica”. Si fuera algo recurrente en tus relaciones, entonces, deberías ponerte en manos de un especialista. Lo que sí puede ocurrir es tener la sensación de que la eyaculación llega antes de lo esperado. “Esto no es eyaculación precoz como tal, y lo mejor para evitarlo, si sabes parar antes de eyacular, es cambiar de postura, de ritmo o interrumpir el sexo directamente para que no suceda”.



5. Va a encontrar mi cuerpo poco atractivo

Este pensamiento te lleva a un terreno peligroso porque, como matiza el experto, “aquí el asunto no es que ella encuentre tu cuerpo poco atractivo, sino que tú mismo no te ves atractivo”. Es decir, tienes la autoestima por los suelos. En ese caso, lo más conveniente es que mejores esa faceta de tu personalidad, con ayuda profesional o con la de tu mejor amigo, para que poco a poco aprendas a aceptarte y tener un buen concepto de tu propia imagen. Y, “si algo con lo que no estás a gusto puede cambiarse, como pueden ser unos kilos de más, no dudes en ponerte manos a la obra y llevarlo a la práctica de forma saludable”.

6. No voy a estar a la altura de sus expectativas

Despójate de falsas creencias como que el tamaño del pene tiene que ser equis, que has de moverte de tal o cual forma o que el sexo ha de durar tantos minutos. Como indica el sexólogo Bustos, este temor suele estar relacionado con problemas de erección o con infravalorar capacidades propias con respecto a las ajenas, sobre todo cuando el sexo va a ser con mujeres muy atractivas o voluptuosas. Según el propio Bustos, “si el objetivo del sexo es penetración y orgasmo, cámbialo por pasar un buen rato”, de esa forma también bajará el listón de tus metas. “Déjate llevar e innova”. No todo tiene que ser como en las pelis porno.

7. Soy malo en la cama

“Cuando un hombre se dice a sí mismo que es malo en la cama, es porque tiene miedos en torno al sexo”, afirma Bustos, quien por otro lado aconseja que para garantizar ser un buen amante o que no lo vas a hacer mal, “la clave es disfrutar y centrarse en el placer de uno mismo”. Como el eslogan de consultasexologo.com:Para dar placer, lo primero es saber recibirlo. “Si sabes recibirlo, sabes darlo. Tu propio placer ha de ser la guía de qué hacer hacia la otra persona, en cada movimiento, caricia o roce que realices. La clave para ser bueno en la cama está en ti mismo, no en técnicas que se lean en internet”.

8. Mi pene es demasiado pequeño

El problema en relación al tamaño, como apunta el sexólogo Bustos, es que la mayoría de los hombres infravaloran sus medidas. “No olvidemos que la media está en torno a los 13 cm en erección. Además, según numerosos estudios, el 80% de las mujeres, más o menos, alcanzan el clímax con la estimulación directa del clítoris, y el pene no es necesario para esto”. Y, por si te consuela, “uno de los aspectos que más le importan a las mujeres del pene es la estética, no el tamaño”, comenta el sexólogo.

9. Va a pensar que soy un inexperto

Puede que sí o puede que no, pero sobre todo, en muchas ocasiones ella puede estar pensando lo mismo que tú con respecto a sí misma. “Cada cuerpo es diferente y siente el placer de forma diferente, por lo que en el primer encuentro con una persona siempre estamos expuestos a no terminar de entendernos al 100%”, asegura Bustos. Para ir sin ansiedad o estrés a ese primer encuentro “es muy útil entender las relaciones sexuales como una forma más de comunicación, sin tantas metas preestablecidas”.

10. El momento post-sexo puede ser un horror. No sé cómo encajarlo

“Después de mantener relaciones sexuales se sienten muchas ganas de dormir, de ser acariciado, de acariciar, de hablar, de seguir seduciendo, de comer o incluso se crea tensión. Ningún instante es igual, depende de la situación”, aclara el doctor Bustos. Por eso, no pienses en el futuro y céntrate en el momento presente. El error es predecir que pasará algo en concreto o estar seguro de que habrá mal rollo.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...