Tu web de humor freak, comic, televisión, cine y entretenimiento en general

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Geeksme, el reloj que mide la actividad sexual.

El mantra es “Hay que diferenciarse”. Lo lleva repitiendo Rodrigo Silva, fundador de Geeksphone, Blackphone y, ahora, Geeksme desde hace tiempo. Por eso, por buscar nuevos nichos en los que se pueda innovar, ha abandonado el sector de la telefonía móvil y, junto a Ángel Sánchez (también ex de Blackphone), ha abrazado el emergente mercado de la tecnología vestible.


A priori, tampoco parece que hayan elegido un producto excesivamente novedoso: las pulseras de actividad. Fitbit, Mifit, LG, Samsung, Sony… Muchas marcas grandes y pequeñas de electrónica de consumo han puesto su foco en ellas y han lanzado modelos para todos los gustos. ¿Para todos? No. Puestos a diferenciarse, Geeksme ha lanzado tras 12 meses de trabajo de ingeniería y diseño su GME1, un reloj que mide, como otros muchos, los pasos recorridos, las calorías consumidas, la calidad del sueño, pero, ojo, también la actividad sexual: ¿cuántas veces? ¿grasa quemada? ¿satisfacción?…









Como todavía no han encontrado la manera de que el GME1 diferencie un tipo de actividad física de otro, es decir, el esfuerzo de subir una escalera o hacer el amor, hay que activar manualmente el modo g!love. El resto de modos: fitness, sueño y ecológico están activados por defecto.

¿He dicho ecológico? Esta es otra diferenciación. Esta pulsera te dice cómo de ecológico eres. Y lo hace mostrando cuántos planetas Tierra serían necesarios si todos los habitantes del mundo consumieran los mismos recursos que tú. Lo calcula mediante una encuesta previa y aplica las variables de actividad (andar-correr, sueño y amor) para sumar o restar. La idea es que cuanta más actividad haces, menos recursos consumes.

El reloj pesa apenas 12 gramos, a los que hay que sumar los 14 de la correa y cuenta con una pantalla OLED monocroma y 12 leds dispuestos como las horas del reloj que van indicando el progreso diario. Está construido en aluminio y es estanco ante el polvo y las salpicaduras (de momento, no recomiendan ducharse con él). La batería es uno de los puntos claves en todos los wearables. Por ese motivo han desechado en las primeras versiones del sistema las notificaciones (aunque el dispositivo sí está preparado para mostrarlas). De esta forma consiguen una duración de entre cinco y seis días de uso normal. Además, la carga completa dura una hora.

Se maneja a través de la pantalla táctil y de un botón digital en la propia esfera y desde una app desarrollada para los sistemas operativos Android e iOS (Apple). Están ya a la venta on line por 99,90 euros en color negro. Se vende separadamente un kit con tres correas: marsala, verde y beis.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...