Tu web de humor freak, comic, televisión, cine y entretenimiento en general

lunes, 26 de diciembre de 2016

Las "mentiras” que utilizan en la publicidad para que los alimentos se vean perfectos

En numerosas ocasiones la publicidad de ciertos productos consigue cautivarnos con sus espectaculares imágenes, no es ningún secreto.


Y es que, cuando los publicistas hacen su trabajo, eso es precisamente lo que buscan: que nos sintamos irremediablemente atraídos por el producto. Todos y cada uno de los detalles están minuciosamente estudiados, incluyendo la luz, el ángulo de los planos, los colores, etc.


Todos estos elementos, que para nosotros —los consumidores— pasan prácticamente desapercibidos, contribuyen a una mejor venta del producto.


¿Pero, qué son realmente esos productos?




Lo que vemos muchas veces en los anuncios realmente no es leche sino…

¡Crema solar y pegamento!


Esta mezcla tiene un aspecto muy similar a la leche, y hace que tenga una consistencia que esta no tiene por sí misma. Además, con esto se consigue que los cereales, por ejemplo, no se ablanden al contacto con el líquido y que, gracias a la crema solar, esta supuesta leche luzca más brillante.

2. La espuma de las cervezas parece parece siempre tan perfecta porque…

¡En realidad es espuma de jabón!


Efectivamente, las cervezas tan bien tiradas que vemos en los anuncios tienen una porción de jabón para que la espuma se vea más idílica.

3. Las bebidas más exóticas, a veces no lo son tanto porque…

En realidad están hechas de gelatina y colorantes:


Las promociones de cocktails nada tienen que ver con la realidad, y es que no se usa alcohol de verdad para prepararlos, sino que la gelatina y el colorante hacen todo el trabajo.

4. El famoso vapor que sale de los platos que supuestamente han sido recién preparados, y que los hace mucho más apetecibles, es en realidad…

¡Humo de incienso!


Si os dais cuenta, este humillo tan característico nunca falta en los spots que anuncian comida preparada.

5. Los apetitosos tacos de carne, realmente no están hechos de carne sino de…


¡Esponjas de maquillaje!


Cuidadosamente recortadas y mojadas en salsa, estas esponjas sustituyen a la carne para que los burritos ganen consistencia y no se cierren. Por otra parte, para una presentación perfecta, se pegan las tortitas entre sí con pegamento.

6. Los hielos de los anuncios no se derriten jamás…

Con el calor de los focos y las esperas entre grabaciones o sesiones de fotos, los hielos tendrían que ser cambiados constantemente. Por eso utilizan hielos acrílicos.

7. Bebidas siempre frescas gracias…


Al uso de mateador y glicerina.


Para ello, primero hay que asegurarse de que la bebida esté caliente —paradojas de la vida—, después aplicar el mateador en el vaso y finalmente pulverizar la mezcla de un 80% de glicerina y un 20% de agua.

8. Esos helados tan apetitosos…


¡En realidad están hechos de cualquier cosa menos de helado!


Al igual que pasaba con los hielos, los helados no son capaces de aguantar las altas temperaturas que puede alcanzar un estudio durante una sesión. Para este caso, utilizaron una mezcla de harina y crema de vainilla, y le dieron forma con la ayuda de una cuchara para bolas de helado. Después, tan solo hay que añadirle los siropes correspondientes y listo.

9. La carne de los anuncios está prácticamente cruda…


Cuando la carne se cocina su tamaño siempre se reduce, y termina por mostrar un aspecto más arrugado y antiestético. Para evitar esto, en realidad la carne se pone prácticamente cruda, se pinta con sirope para aparentar que está cocinada. Después, las marcas de la brasa se hacen con un marcador alargado.

10. Los sándwiches de muchos pisos no se sostienen en el aire…


¡Necesitan soportes!


Detrás de estos apetitos bocados siempre hay una obra de ingeniería detrás que sujeta la estructura del sandwich. ¡Ah! y tanto el pan como los ingredientes van sujetos con palillos, cartón o cinta adhesiva.

11. El queso de las hamburguesas siempre perfecto. Por algo será…


Las hamburguesas de los anuncios se caracterizan porque tienen el punto de calentamiento perfecto; mostrando un queso un poco derretido sin llegar a ser un engorro. Para ello, normalmente hacen uso de un secador de pelo.

12. Las tartas tampoco se libran…


Esos bizcochos tan perfectamente colocados realmente están separados por cartón. Después, solo hay que añadir la nata o la crema correspondiente, aunque a veces con un poco de espuma de afeitar es suficiente.

Fuente: segnorasque.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...