Tu web de humor freak, comic, televisión, cine y entretenimiento en general

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Sailor Moon: lesbianismo y feminismo que causó controversia en los 90

La situación geográfica de Japón es probablemente uno de los factores por los que el desarrollo de la isla ha sido tan diferente al de otros países incluso orientales.

Debido al hermetismo en que vivieron sus habitantes por tanto tiempo, los 20 años de explosión digital y la globalización que ha vivido la humanidad, no han sido suficientes para que logremos comprender del todo su cultura y convencionalismos sociales.
Podríamos aventurarnos incluso a decir que su visión de la vida es más pura, al no verse contaminada por el contacto con otras culturas. Por el contrario, en el mundo occidental, muchas civilizaciones antiguas fueron mestizas casi desde su surgimiento.

shinjuku-japon

Por estas razones, en el caso de Japón, es difícil desarraigar la filosofía de sus habitantes, y el feminismo está dentro de los temas que difieren en gran medida con las ideas occidentales. Por ejemplo, cuando en occidente queremos que el trabajo del hogar no sea relacionado únicamente con las mujeres y luchamos por el derecho a trabajar y tener experiencias profesionales, para los japoneses ser ama de casa representa un honor y un privilegio, no un calvario como nos lo han hecho ver a nosotras.

Durante la historia del feminismo japonés, que fue paralela al mismo movimiento en Estados Unidos, las mujeres feministas japonesas nunca ha tenido como objetivo destruir los roles sociales y de género. Su propósito principal es defender su derechos sin dar una imagen errónea a los medios de comunicación ni provocar disturbios o escenas que se consideren ofensivas y desacrediten su lucha.










¿De qué va el poder femenino de Sailor Moon?

idols japonesas morning musume

Los animadores japoneses han demostrado poseer una narrativa única y diferente a lo que hacen otras empresas como Pixar, Disney y DreamWorks por ejemplo. Su modo de abordar temáticas de una forma más humana, es una de las características que siempre han tenido.



Sailor Moon es un anime inspirado en un manga. La serie se popularizó en América durante la década de los 60. Trata sobre una adolescente común y corriente hasta que se entera de que forma parte de las Sailor Senshi y debe defender la virtud del ser humano y a la princesa lunar, peleando contra el mal.




Es uno de los animes más censurados y editados en la televisión de occidente, sin embargo, representó todo un fenómeno televisivo durante la década de los 90.

En Estado Unidos fueron eliminados todos los indicios de homosexualidad que posee la serie, las relaciones entre muchos de los personajes fueron disfrazados tras falsos “parentescos cercanos” y el tema de transexualidad fue eliminado totalmente.

Muchos de los movimientos feministas occidentales actuales utilizan la figura de Serena Tsukino, la protagonista de la serie como estandarte e ícono, argumentando que la serie refleja lo que muchas mujeres no han logrado: empoderamiento y valor para hacer lo que desean. 



Como ya se mencionó, el feminismo en Japón no se lleva igual que en otras partes del mundo, por ejemplo, el término “Joshiryoku” que traducido literalmente al español significa “poder femenino”, tiene un connotación absolutamente diferente e incluso contraria a la que nosotros podríamos darle. En Japón se refiere a la capacidad que tienen las chicas de atraer a los hombres, de que les hagan cumplidos e incluso de obtener beneficios de ellos. Es decir, que ocupan su feminidad para obtener favores, regalos, etc. Incluso la serie posee episodios que van en contra de lo que el feminismo manifiesta.



Si bien hay relaciones homosexuales y cambio de sexo en algunos de los personajes, es algo que en realidad no debiera hacernos creer que el anime es feminista, pues ser feminista no tiene nada que ver con ser lesbiana o transexual, se refiere a una cuestión de igualdad para las mujeres.

Sailor Moon no es la única serie animada japonesa que aborda temas sobre sexualidad. Ranma 1/2 y los Caballeros del Zodiaco son otro claro ejemplo de series animadas para niños hechas en Japón, aunque su impacto sobre la sociedad oriental, no fue el mismo que el que tuvieron en la población conservadora de occidente.


Hay quienes consideran que es una paradoja que los animes japoneses ahondaron sobre temas de sexualidad cuando todavía en la actualidad existen muchos tabúes con lo que no puede romperse.

Según la serie las mujeres pueden hacer todo lo quieran, y si lo que desean es ser bonitas y gustarle a los chicos tienen la libertad de hacerlo, pero antes deben tener claro que la capacidad para realizar cualquier tarea, ocupar cualquier cargo de poder o ser líder sobre un grupo, es algo que corresponde tanto a hombres como a mujeres.


Es probable que al realizar Sailor Moon, en lo último que pensó Naoko Tekeuchi fue en crear un ícono feminista para las niñas y adolescentes del mundo. Únicamente imaginó una serie para chicas, donde la protagonista fuera precisamente femenina.Y quizás, incluso en la actualidad, los japoneses siguen sin resignificar la serie.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...