Tu web de humor freak, comic, televisión, cine y entretenimiento en general

viernes, 20 de enero de 2017

10 Errores que rompen una relación en las primeras citas.


¿Te crees el prospecto perfecto? Discúlpame por bajarte de las nubes pero en realidad eres la última persona con la que ella quiere estar. Sólo porque viste toda la serie de “Gossip Girl” crees parecerte a Chuck Bass, pero a penas llegas a la peor interpretación de Joseph Gordon-Levitt. Es decir a Don Jon, un patético cavernícola que se masturba a escondidas y no sabe tratar a las mujeres.


Tus actitudes son las de un macho inseguro, resultado de un niño traumado. Te niegas a ver la realidad y tus actitudes de mansplaining son patéticas. Justo ésa es la peor parte, aún con todos los problemas psicológicos que tienes, crees tener la razón y terminas siendo un bobo engreído. Sí, las verdades duelen pero necesitas saberlas para poder enmendarlas. Así que comienza a cambiar, sé un hombre honorable y respeta a la chica que cortejas. Si necesitas más detalles sobre lo que no debes hacer lee los siguientes puntos.





Observarla todo el tiempo con cara de pervertido


Lo malo no es observarla, sino poner una cara de maniático cada vez que lo haces y lo que es peor, ni siquiera te atreves a hablarle. Para ella tú sólo eres un pervertido. Podrías corregir la percepción que tiene de ti y demostrarle tus buenos sentimientos, pero al quedarte callado limitas toda posibilidad de cambio. 


Escribirle en la madruga


¿Eres de las personas que dedican un poema de Benedetti a las tres de la mañana porque “la oscuridad es el mejor momento de los amantes”? No, no pareces un Don Juan, pero sí un lunático obsesivo. Por mucho amor que exista las personas necesitan dormir y lo último que esperan es ese horrendo sonido de una notificación. Relájate, llevan un par de semanas como novios y ya estás echando todo a perder.


Aprenderte su rutina y estar siguiendo sus movimientos


A las chicas les molesta recibir el típico mensaje: “Ya saliste de la oficina, ¿verdad?”. Cada que lo leen quieren contestarte con un contundente “qué te importa”, pero se resisten porque tienen modales. En cambio tú sólo quedas el chico intenso que no tiene vida propia y necesita estar revisando la de otros. Si haces esto es obvio que tú no serás un candidato potencial.


Enviarle solicitud de amistad a sus contactos


Ya lo conoces y se llevan medianamente bien, pero eso no significa que tengas el derecho de agregar a Facebook a sus amigos. Si ni siquiera una pareja estable tiene el derecho de mandar solicitudes si no conoce en persona a su amigo, dime por qué tú lo harías. Las relaciones personales son justamente eso, personales, y tu persona sólo se califica de una forma: entrometido. Así ten la seguridad de que no te dará el sí.


Hablar con sus familiares


Si es molesto agregar a sus amigos, intentar relacionarte con su familia sin previa autorización es un acto altamente transgresor. ¿Quién te creer que eres para hablarle a sus hermanos y quererte hacer el “buena onda”? Es repulsivo lo que haces y puedes ser tachado de pederasta o algo peor.


Ser invasivo en la primera cita


Eres de las personas que en la primera cita ya quieres caminar agarrado de su mano y otras acciones que involucren el contacto físico. Detente, pues sólo parecerá una invasión de su espacio personal. No es su culpa que tengas traumas de la infancia que te obliguen a caminar sujeto de alguien para sentirte seguro.


Hablar del futuro en la segunda cita


Detente, detente. Es la segunda cita y ya aseguraste que estarán juntos para el día de San Valentín. Nuevamente sólo pareces un intenso, obsesivo y, lo peor, pareces una persona controladora. ¿Acaso ya te dijo que sí? No, ¿verdad?, ¿entonces?


Desaprobar sus gustos e intereses


Quizá mantienes tu distancia, respetas sus horas de dormir y las de su trabajo, pero cada vez que salen y conversan sobre sus intereses muestras indiferencia o desaprobación. Te vuelves en el ser engreído que siempre tiene la razón. Si apenas sabes lo que quieres para tu vida, ¿por qué te pones a criticar la de los demás? Si sigues haciéndolo no vas a pasar de la tercera cita.


Presumir sobre tus “logros” sexuales pasados


¿Estás tratando de impresionar pareciendo un pervertido sexual? Un aplauso para el hombre que se ha acostado con más de 20 mujeres en menos de dos años. ¿Por qué no le presumes el trofeo a tu mamá? A ellas no les interesa, pero quizás a tu progenitora le cause gracia la cifra.


Tomarte libertades que no te corresponden


Las mujeres son capaces de vivir sin ayuda de ningún hombre. Qué bueno que quieras llevarla, traerla, acompañarla a todas sus reuniones, pero una cosa es ofrecerte y otra muy diferente incluirte en el plan. No uses tontos pretextos para tratar de controlarla. Sé un verdadero hombre y no llores cuando ella sale de fiesta.


Fuente: culuturacolectiva.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...