Tu web de humor freak, comic, televisión, cine y entretenimiento en general

sábado, 21 de enero de 2017

12 veces que los padres comprobaron sus cámaras vigilabebés, y se preguntaron si sus hijos habían sido poseidos


Las cámaras vigilabebés son una maravillosa invención, gracias a la cual los padres pueden dejar durmiendo a sus hijos en otra habitación durante un momento para conseguir un tiempo a solas muy necesario, sin tener que ponerse nerviosos. Pero estos monitores también tienen el desafortunado efecto secundario de mostrar lo inquietantes que pueden llegar a ser los niños cuando se les deja solos. Desde niños cantando canciones ominosas, o simplemente comportándose de manera terrorífica, hay una razón por la que las películas de terror han explotado el recurso de las cámaras de visión nocturna. Aquí tenéis 12 de las imágenes más inquietantes capturadas en una de estas cámaras:


1. Comencemos de manera tranquila, con este niño de 2 años que vio Star Wars con su padre —y ya ha escogido entre la Luz y el Lado Oscuro.





2. ¿Esta característica se llama “visión nocturna” o “visión satánica”?



3. Ese incómodo momento en el que tu bebé encuentra la cámara —y puede mirar en el interior de tu alma aterrorizada.



4. “En la semana 25, tu bebé empezará a comunicarse telepáticamente contigo sin mover los labios.”



5. Cuando sabes que son suficientemente mayores como para que estén mirando por casualidad, es cuando empiezas a sentir miedo de verdad.



6. Este vídeo es seguramente fake, pero sigue siendo de lo más inquietante: un bebé llorando poniéndose de pie sobre la pared de su cuna, porque está poseído, o porque el vídeo es fake, o porque los bebés están así de chalados.






7. ¿Este niño se está intentando comer la cámara, o tu alma?



8. No tienen que estar mirándote directamente para ser terroríficos.




9. No todos los niños están poseídos. Como estos gemelos, que solo están poseídos al 50%.




10. No importa donde pongas la cámara, porque las voces en su cabeza les dirá dónde está escondida.



11. Los niños nunca son demasiado jóvenes para poner ojos de insecto.



12. Hay que mencionar que en situaciones de poca luz, la luz “infrarroja” de las cámaras emite una luz roja suave. Pero eso no hace que la manía de los niños de mirarla directamente sea menos inquietante.


Fuente: señorasque.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...