Tu web de humor freak, comic, televisión, cine y entretenimiento en general

domingo, 28 de mayo de 2017

El vestido transparente de Bella Hadid que dejó boquiabierto a todo Cannes.


El Festival de Cannes son 10 días de fiesta, sí, de cine, también, pero cada vez más de moda y puro espectáculo. Después de veladas de estrenos y fiestas, una de sus noches más especiales es la de la Gala amfAR, que cada año busca recaudar fondos para la lucha contra el SIDA. Aunque a lo largo del año se celebran distintas ediciones por todo el mundo (Nueva York, París, Sao Paulo, Hong Kong...) la más especial es la que tiene lugar en el marco del festival de cine.


La noche del 25 de mayo se celebró la gala de la 70ª edición del Festival de Cannes, y a ella no faltó ni una estrella. En la Costa Azul se concentraron actores como Leonardo DiCaprio, Paz Vega, Dustin Hoffman, Nicole Kidman, Jessica Chastain, Vanessa Redgrave, Diane Kruger, Milla Jovovich, Eva Longoria y Will Smith, el futbolista David Beckham, los directores David Lynch y Pedro Almodóvar (presidente del jurado del Festival), que buscaban superar —mediante donaciones y subastas de arte y de objetos de lujo— los 22 millones de euros de recaudación de 2016. Todo ello amenizado por la actuación de Diana Ross.


Como ha pasado durante el Festival, en la gala brillaron con luz propia las modelos. Naomi Campbell, Irina Shayk, Doutzen Kroes, Coco Rocha, Joan Smalls, Petra Nemcova, Bianca Balti... triunfaron en el photocall. Pero si una de ellas brilló con luz propia fue Bella Hadid, que gracias a sus apariciones (y a ciertos problemas con sus vestidos) lleva acaparando flashes desde hace días. En la Gala amfAR volvió a triunfar.









En esta ocasión, Hadid epató con un vestido de la firma Ralph&Russo. Largo, con un hombro al aire, decorado con cientos de piedras y completamente transparente, el vestido no admitía ropa interior. Por tanto, la top optó por llevar únicamente un culotte del mismo color de su piel. El pecho iba estratégicamente tapado con la pedrería del vestido y con las varillas de su corsé interior.


La joven, de 20 años, complementó su look con unas sandalias cuajadas de brillantes de René Caovilla. Con tanto brillo, no le hicieron falta pendientes, collares ni pulseras.












La modelo tuvo ciertos problemas con el vestido (que quizá a algunos recordó al de Cristina Pedroche en Nochevieja) al pasearlo ante los fotógrafos, puesto que la pedrería hizo que se le enganchara la cola, por lo que una de sus ayudantes tuvo que acudir rauda a echarle una mano.




No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...