Tu web de humor freak, comic, televisión, cine y entretenimiento en general

lunes, 29 de mayo de 2017

En caso de apocalipsis nuclear, destapa una cerveza

¿Por qué en caso de que estalle la Tercera Guerra Mundial comprar cerveza podría aligerar tu estadía en un búnker antinuclear?

Imagínalo de la siguiente manera. Corea del Norte y Estados Unidos se atacan mutuamente con misiles que transportan cabezas nucleares. Eres lo suficientemente afortunado para tener tu búnker-hogar y sales ileso de los bombardeos atómicos. 

Aun así, incendios en todas partes, el paisaje natural destruido, escasez de alimentos y medicinas en las calles subterráneas y húmedas te dejan con pocas opciones. Algunos alimentos son consumibles pero lo que realmente necesitas es beber para hidratarte y sobrevivir, sin embargo el agua está contaminada por isótopos de hidrógeno liberados en la explosión.

cerveza es resistente a ataque nuclear

¿Cómo saciarla? 

La clave, de acuerdo con protocolos de supervivencia, podría ser la cerveza.

Y es que científicos involucrados en el proyecto Operation Teapot u Operación Tetera, como se conoció a una serie de 14 pruebas nucleares en los años 50, encontraron que en una batalla bajo condiciones de radioactividad esa bebida espirituosa podría ser la mejor oportunidad para encontrar agua, la base de la vida.

“En 1955, después del uso de las bombas nucleares que arrasaron Hiroshima y Nagasaki en Japón durante la Segunda Guerra Mundial, el ejército estadounidense realizó distintos experimentos en el desierto de Nevada”, dice el historiador estadounidense, Alex Wellertein sobre los documentos hechos públicos.





cerveza es resistente a ataque nuclear

Durante los experimentos, los investigadores estadounidenses hicieron pruebas en distintas bebidas comerciales envasadas. En 1956 colocaron cajas de refresco y cervezas a ciertas distancias de la zona cero de las explosiones y conocer el efecto sobre los productos de la radioactividad y saber si eran aptas para el consumo humano.

La Comisión de Energía Atómica estadounidense reveló que ese gobierno utilizó dos bombas de 20 y 30 kilotones y realizó el experimento con botellas y latas colocadas en contenedores a una distancia de 6 kilómetros, mientras que otras fueron enterradas en lotes cercanos a los 321 metros del radio de explosión.

cerveza es resistente a ataque nuclear





De acuerdo con la investigación de Wellertein, los investigadores, informaron que las cervezas colocadas a menor distancia tenían un sabor amargo pero potables en situaciones extremas, en comparación de aquellas que se encontraban lejos, siendo clasificadas como “menos radioactivas”.

Los resultados arrojados nos aseguran que en caso de apocalipsis nuclear destapar una cerveza y mantenerla en un lugar alejada del centro de una explosión nuclear nos puede relajar y esperar el final de los tiempos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...