Tu web de humor freak, comic, televisión, cine y entretenimiento en general

miércoles, 4 de octubre de 2017

Esta modelo perdió parte de su cráneo, ahora se lo han reconstruido y está así

Hay historias que son realmente duras de contar; desgracias que hacen que esos pequeños problemas de los que nos quejamos cada día queden en nada en comparación con éstas. Muchas veces no somos conscientes de la suerte que tenemos. Hoy os contaremos una de estas historias, en las que sus protagonistas han tenido que superar los duros reveses que les ha dado la vida. Por suerte, la de hoy tiene un final que podríamos considerar como feliz.




Se trata de una modelo que sufrió de un “agujero masivo” en su cabeza tras caerse por unas escaleras.

modelocerebro1







Francesca Burr sufrió de cinco fracturas en su cráneo, una rotura de nariz y una rotura de mandíbula tras sufrir un aparatoso accidente en la casa de su madre.



Tenía 27 años cuando fue encontrada a los pies de la escalera, con sangre saliéndole por los ojos, nariz y oídos tras haberse caído mientras bajaba las escaleras.


Diez meses más tarde, después de tres operaciones en la que los cirujanos le extrajeron pequeños fragmentos de cráneo que tenía incrustados en el cerebro, Francesca dice que ha pasado de ser ‘Frankenstein a Robotgirl’.



La recuperación ha sido un largo y difícil camino para esta joven que ahora tiene 28 años. Tras despertar del coma, no recordaba ni a su novio ni el divorcio de sus padres, por ejemplo.


“No podía recordar mi segundo nombre y cuando me dijeron que era Chelsea pensé, ‘¿qué? mamá no dejaría a papá hacer eso”.


Tras el accidente, fue trasladada al Hospital Addenbrooke, en Cambridge, donde permaneció inconsciente durante un mes, mientras los doctores curaban sus heridas y le ponían un perno en la cabeza.



Sus padres, en ese momento, fueron avisados de que la salud de la joven era muy delicada, por lo que era mejor que se preparasen para lo peor.
Advertisement


Burr, finalmente, salió con vida de la operación y, en febrero, le implantaron una placa de titanio en el cráneo hecha con una impresora 3D. La modelo describió la tecnología utilizada para la prótesis como “algo propio de James Bond”.



A pesar de la increíble recuperación, la joven modelo afirma que aún sigue sintiendo los efectos del accidente.


“Yo era una persona muy productiva y ambiciosa y ahora atengo 28 años, sin trabajo o vida social y vivo en Halford con mi madre”.



Sin embargo, Francesca afirma que, con el tiempo, se levantará de nuevo.


Encontrará un nuevo trabajo y, actualmente, tiene una nueva pareja, la cual conoció mientras estaba en el hospital.


Al final, la vida se abre camino. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...