Los misteriosos crímenes del cine porno

Cuando al director Paul Thomas Anderson, cuatro veces nominado al Oscar, le contaron la historia de Jon Dough, quiso llevarla al cine “sí o sí”. Y lo hizo. El personaje de Johnny Doe de la película de Anderson Boogie nights está basada en la vida de Dough. ¿Quién es Jon Dough? Estamos hablando de un actor que protagonizó 1.100 películas porno y dirigió 70. Su cuenta corriente era saneada, estaba felizmente casado y tenía una hija.
Sin embargo, un día, llegó a casa, se metió en el armario de su habitación y se ahorcó. Tenía 43 años. En la última entrevista que había concedido hablaba del “hastío del sexo” y describía su mejor momento del día: “Cuando llego a casa, abro una cerveza y estoy con mi mujer y mi hija”.
No estamos hablando de un caso aislado. “Los guiones son muy pobres”. Esta es una crítica recurrente que se hace al cine porno moderno. Sin embargo, lo que sucede detrás de las cámaras daría para un montón de películas y novelas de serie negra. Asesinatos, suicidios, abusos, robos, adicciones, extorsiones… En buena medida controlado por mafias, el llamado “otro Hollywood” está marcado por la tragedia.
No es raro, pues, que la realidad del submundo pornográfico supere en truculencia a ficciones audiovisuales inspiradas en él, como Boogie nights,Lovelace, El escándalo de Larry Flint,King Cobra o la reciente serie The Deuce, ahora mismo en emisión en HBO.
El creador de esta serie, David Simon, el mismo que facturó The Wire o Show me a hero, justifica así la importancia de esta industria: “Siempre ha habido un mercado para la prostitución, pero no había una industria. Ahora existe una industria multimillonaria que afecta a la forma en que vendemos todo, desde la cerveza hasta los coches y los vaqueros. Incluso si no estás consumiendo pornografía, estás consumiendo su lógica”.
Estamos ante un negocio enorme que genera unos 4.000 millones de euros al año, donde los actores y las actrices son explotados como títeres que se desechan en cuanto dejan de servir. De entre ellos, pocos salen del anonimato y muchos menos logran dejar ese mundo para dedicarse a oficios menos sórdidos.
El escritor Martin Amis, que tuvo varios encuentros con el potente productor de cine para adultos John Stagliano, describió en The Guardian ese mundo: “Me encontré un montón de fumadores en la industria del porno. Con todos los riesgos que corren a diario, ¿a quién le importa fumar?”.
Sobre esta máquina implacable que rueda para alimentar las fantasías sexuales de medio mundo hablaremos a continuación, recordando algunas de las muertes sufridas por estrellas del porno que un día descarrilaron, casi siempre con poco más de 20 años. Estos son los casos más sonados…
Savannah

En la imagen, Savannah junto a Slash, guitarrista de Guns N’Roses, con quien mantuvo una relación a principios de los años 90. Ella murió con 23 años. Su caso es todavía hoy un enigma.
Quién era. Shannon Michelle Wilsey, una de las más rutilantes estrellas del porno. Californiana, se hizo famosa gracias a una carrera corta pero intensa: entre 1990 y 1994 protagonizó más de cien películas para adultos. Paralelamente, las publicaciones de chismes reflejaron sus relaciones sentimentales con estrellas de rock como Slash, guitarrista de Guns N’ Roses, o Vince Neil, vocalista de Mötley Crüe.
Cómo murió. En 1994, Savannah volvía de una fiesta cuando su coche salió de la carretera y chocó contra una valla. La actriz se rompió la nariz y sufrió graves heridas en la cara. Al ir bajo los efectos del alcohol, no le dio mucha importancia. Condujo hasta su casa y una vez allí sacó el perro a pasear como si nada. Horas después, una amiga la encontró aún viva sobre un charco de sangre provocado por un disparo en la cabeza. Una vez en el hospital, pasó casi nueve horas en coma y falleció. A falta de otras hipótesis, la policía cerró el caso como “suicidio”. Tenía 23 años.
Jon Dough
Quién era. Chester Anuszak creció en Pennsylvania, pero tras graduarse se mudó a Los Ángeles, donde trabajó en culebrones sin demasiada suerte. Un día participó en una sesión de fotos para la revista erótica Hustler y vio que ganaba dinero y le gustaba: había nacido Jon Dough. Protagonizó cerca de 1.100 películas porno y dirigió unas 70. Paul Thomas Anderson se inspiró en él para crear el personaje de Johnny Doe en la película Boogie nights.
Cómo murió. En 2006, con 43 años, se metió en un armario y se ahorcó, dejando una carta para su hija y otra para su mujer, la actriz Monique DeMoan. Las causas del suicidio podrían ser sus problemas con las drogas o su creciente apatía hacia el sexo. Llegó a declarar en alguna entrevista que estaba harto de su trabajo y que “el mejor momento del día es cuando vuelvo a casa, abro una cerveza, estoy con mi mujer y mi hija y veo deportes por televisión”.
Karen Lancaume
Quién era. La actriz francesa Karine Bach conoció al DJ Franck en una discoteca de Lyon. Se enamoraron, se casaron y decidieron hacer una película porno para ganar algo de dinero. Pero pronto se divorciaron. Ella decidió continuar su carrera como Karen Lancaume: de la mano de la todopoderosa productora Private, llegó a ser una importante actriz porno, trabajando con directores como Mario Salieri, Andrew Blake o Luca Damiano. En el festival de Cannes conoció a Virginie Despentes y dio el salto al cine comercial con el thriller Baise-moi.
La actriz francesa Karen Lancaume renegó del porno. “Cuando acaba una escena, no vales nada”, sentenció. Trató de iniciar una carrera como actriz comercial, fracasando. En 2005 se encontraba en casa de unos amigos cuando decidió quitarse la vida
Cómo murió. Tras su éxito, Karen renegó del porno: “Cuando acaba una escena, no vales nada”, sentenció. Y trató de iniciar una carrera como actriz comercial, fracasando en el intento. En 2005 se encontraba en casa de unos amigos cuando decidió quitarse la vida tomando una generosa dosis de barbitúricos, no sin antes escribir una nota de despedida para sus padres. Tenía 32 años.
Naughtia Childs
Quién era. Megan Serbian, una chica de San Diego, California, que realizó una treintena de películas porno en cuatro años.
Cómo murió. Los padres de Naughtia gastaron una gran cantidad de dinero en detectives para encontrar la verdad. La versión oficial es que Naughtia saltó (un día de 2002, con 22 años) desde el cuarto piso de un edificio, en el transcurso de una fiesta donde había ingerido LSD. Sin embargo, la investigación policial determinó que el lugar donde cayó el cuerpo no coincidía con el impulso que debió tomar Naughtia en su salto mortal. Después de un montón de pesquisas y recursos, el caso se cerró por falta de pruebas, ante la impotencia de los padres de ella.
Zoey Zane
Quién era. Con solo 16 años, la texana Emily Irene Sander ya tenía decidido cuál sería su nombre artístico en el porno: Zoey Zane. Para costearse su adicción a las anfetaminas y al éxtasis, la adolescente empezó a subir autofotos picantes a Internet y acabó interpretando escenas de sexo. Mientras sus padres creían que la chica estaba estudiando, ella se convertía en uno de los nombres más buscados del ciberespacio erótico.
Cómo murió. En 2007, un camarero llamado Israel Mireles conoció a Zoey, que ya tenía 18 años, y la convenció para ir juntos a un hotel. Allí la golpeó y la violó repetidamente, para terminar apuñalándola y estrangulándola con un cable de teléfono. Después, la enterró y dejó una pista en la web 4chan; gracias a esto la policía encontró el cuerpo de la joven. En ese momento, el asesino ya estaba en México: no sería extraditado hasta año y medio después del crimen.
Lolo Ferrari
Quién era. Aunque en su carnet de identidad figuraba como Éve Valois, se rebautizó como Lolo Ferrari, porque “lolo” significa “teta” en argot francés. Esta actriz francesa llegó a ostentar el título de “mujer con los pechos más grandes del mundo” (Libro Guiness de los Records, 2003), tras una operación de cirugía que convirtió sus senos en globos de 2,8 kilos cada uno. Gracias a su hiperbólico busto, Lolo se convirtió en estrella del porno, y hasta fue a Cannes con la película Camping Cosmos (Jan Bucqoy, 1996).
Asqueada del porno, la francesa Karen Lancaume intentó una carrera en películas comerciales, como el ‘thrller’ ‘Baise-moi’ (en la imagen). Pero no lo consiguió…
Cómo murió. El peso y volumen de sus pechos acabó siendo una pesada carga para Lolo, que sufría ahogos, dolor pulmonar, fatiga, depresiones y miedos patológicos: temía que sus pechos explotaran al montar en avión. Murió en 2000, con 37 años, en su casa francesa de Grasse por una sobredosis de barbitúricos. De entrada parecía un suicidio, pero el estudio del forense concluyó con el arresto del marido de Lolo como culpable de su muerte.
Stephen Clancy Hill
Quién era. Un actor porno estadounidense que siempre tuvo sus más y sus menos con la justicia. En 1998, cuando era estudiante en la Universidad de Maryland, fue detenido por amenazar a un profesor con un arma de fuego. Condenado a un año y medio de arresto domiciliario, amenizó su reclusión consumiendo pornografía. Al terminar la condena, se hizo actor de cine X bajo el seudónimo ‘The Driver’.
Cómo murió. En 2010, Stephen fue despedido por la productora porno Ultima DVD. Fuera de sí, la emprendió a machetazos contra el personal de la productora, matando a un hombre e hiriendo a otros dos. Cuatro días más tarde, un equipo la policía logró localizarlo en una casa de Los Ángeles. El actor huyó hacia una zona de colinas y la policía trató de reducirlo con armas no letales. Hill intentó matarse con una espada y, como no lo conseguía, saltó al vacío. Tenía 34 años.
Felicia Tang
Quién era. Nacida en Singapur como Felicia Lee, se trasladó con su familia a Los Ángeles a los 13 años. A los 19 decidió pagarse los estudios posando en bikini para calendarios. Poco después empezó a hacer vídeos eróticos y a trabajar en canales para adultos como Playboy TV, donde se hizo muy popular. En 2002 montó su propia web, pionera en el uso de webcams. Además, trabajó en un reality de strip poker (jugar al póquer y cuando pierdes te vas quitando prendas de ropa) junto a la modelo Carmen Electra, y en películas comerciales como Hora punta 2 o The Fast and the Furious: a todo gas. 
Cómo murió. Torturada y asesinada por su pareja, el telepredicador Brian Lee Randone. Fue en 2009 y ella tenía 31 años. Brian Lee Randone fue detenido poco después de ser encontrado el cuerpo de Felicia. El proceso fue largo y mediático, y la defensa intentó alegar como causa de la muerte las altas cantidades de drogas encontradas en la sangre de la actriz tras su autopsia. Finalmente, el telepredicador fue a la cárcel.
Camila de Castro

La actriz Felicia Tang (de negro) junto a Carmen Electra (primer término, de rosa) en una convención de Strip Poker en California. Tang fue asesinada por su pareja, el telepredicador Brian Lee Randone. Tenía 31 años. GETTY
Quién era. Tras cambiarse de sexo, el brasileño Alessandro Caetano Kothenborger adoptó el nombre de Camila de Castro y se convirtió en una cotizada actriz porno. Su participación en el programa de la televisión brasileña Superpop le dio fama a nivel nacional y la elevó a icono LGTB. Días antes de su muerte anunció en su web que iba presentar un reality show.
Cómo murió. Aún es un misterio. Camila estaba en su mejor momento profesional y aparentemente no tenía problemas graves, pero una noche de 2005 saltó desnuda por la ventana de su apartamento. Tenía 26 años. Según el informe policial, la actriz perdió el control tras tomar drogas, y el caso se archivó en el cajón de suicidios. Muchos no se creen esta versión…
Paige Summers
Quién era. La ciudadana canadiense Natel King, que usaba el seudónimo Paige Summers para trabajar como modelo y actriz erótica especializada en fetichismo. Rubia, exuberante y veinteañera, aún estaba haciéndose un nombre en el submundo del porno alternativo cuando fue asesinada.
Cómo murió. En 2004, Taylor le comentó a una amiga que estaba algo nerviosa, pues la habían contratado para una sesión de bondage, y el fotógrafo no le parecía de fiar. Tres semanas después su cadáver fue encontrado junto a un río de Pensilvania, atado y con heridas de cuchillo por todo el cuerpo. Tenía 27 años. La policía no tardó en arrestar al fotógrafo, Anthony Frederick, que acabó confesando que mató a la actriz porque no tenía dinero para pagarle la sesión y ella lo amenazó; además, alegó estar drogado. No se libró de la condena por crimen.
Dustin Michaels
La última frase que escribió en su diario Shauna Grant fue: “Solo quería que alguien me quisiera”. Tenía 20 años. Su muerte se convirtió en un fenómeno mediático que dio lugar a series y telefilmes
Quién era. Un apuesto veinteañero, residente en Panama City Beach (Florida), que atendía por Andrew Grande, aunque era conocido por los aficionados al porno como Dustin Michaels. Bajo este seudónimo protagonizó numerosos vídeos para adultos.
Cómo murió. En 2009, Dustin estaba en un párking con una amiga y empezó a discutir con ella, dándole empujones. Ella llamó a la policía, y el actor se resistió con fuerza a ser detenido. Los agentes le propinaron varias descargas eléctricas y lo redujeron contra el asfalto, pero Dustin seguía resistiéndose. Hasta que, en un momento dado, sacó una bolsa de plástico llena de marihuana del bolsillo y se la tragó entera. Los agentes no lograron hacer que expulsara la bolsa y Dustin murió ahogado. Una siniestra y rocambolesca escena final que fue grabada y emitida por varias cadenas televisivas.
Marilyn Chambers
Quién era. Una de las reinas de la edad dorada del porno. En 1972 protagonizó Tras la puerta verde, considerada una de las cumbres del cine erótico, y más tarde actuó en películas de culto como Rabia, de David Cronenberg. Forma parte del prestigioso Salón de la Fama de los AVN, los Óscar del porno. Trabajó en cine X y comercial hasta su muerte, en 2009, con 56 años.
Cómo murió. En 2009 fue encontrada muerta por su hija adolescente en su casa de Los Ángeles. Durante mucho tiempo se especuló con la causa de su muerte, y se llegó a insinuar que había formado parte de algún tipo de ajuste de cuentas. Sin embargo, el forense concluyó que Chambers había fallecido de un derrame cerebral provocado por una sobredosis de drogas.
Krysti Lynn
Quién era. Shawna Krysti Yager, californiana que se metió en el porno a los 21 años para ahorrar dinero y lanzarse como cantante, su verdadera vocación. En tres años protagonizó más de cincuenta películas X, trabajando con estrellas como Rocco Siffredi. Krysti estaba grabando su primer disco cuando falleció.
Cómo murió. En 1995, su cuerpo y el de su amiga Stella fueron encontrados por unos obreros en el fondo de un barranco. Ambas circulaban por una carretera de Los Ángeles a 150 kilómetros por hora cuando su coche se salió de la calzada y dio varias vueltas de campana antes de estrellarse. Tenía 24 años. Su ex novio, el productor porno John Stagliano, culpó de la muerte de Krysti a su alcoholismo. No es la primera actriz porno que muere en accidente de tráfico: ahí están Anna Malle, Britney Madison, Linda Lovelace, Julie Robbins, Holly Landers…
Carl Jammer

Una de las imágenes de Megan Leigh pertenecientes a la exposición ‘Vintage Porn’. Antes de morir, con 26 años, Leigh escribió una nota a su madre pidiéndole perdón.
Quién era. Actor estadounidense de nombre real Randy Potes. Logró hacer bastantes películas a principios de los años noventa a pesar de ser un tipo extremadamente inseguro en un mundo donde la seguridad en tus facultades es obligatoria. Su trabajo en el porno aumentó sus problemas de personalidad y lo sumió en fuertes depresiones.
Cómo murió. Carl se enamoró de la stripper Jill Kelly y prometió convertirla en una estrella del porno. Pero cuando se casaron le prohibió acostarse con otros hombres y, harta de broncas, Jill acabó dejándolo por otro actor porno. Esto hundió a Carl, que empezó a llamar a su ex amenazando con suicidarse. Hasta que un día, el actor se puso a aporrear la puerta de la casa de Jill como un loco. Ella estaba dentro, pero no se atrevió a abrir hasta que oyó un disparo: Carl se había volado la cabeza. Contaba 35 años.
Megan Leigh
Quién era. A los 14 años, Michelle Marie Schei se escapó de casa. A los 16, entró a trabajar en un local de masajes californiano. A los 21 ya era una actriz de cine para adultos con una dilatada experiencia. Entre 1986 y 1990 actuó en más de un centenar de películas, llegando a ser una de las actrices más populares del porno en los ochenta.
Cómo murió. En 1990, Megan cogió todos sus ahorros, compró una casa valorada en medio millón de dólares, y envió las llaves a su madre, que siempre había criticado su carrera como actriz porno. Megan también compró una pistola de segunda mano y se pegó un tiro. Contaba 26 años. Su cuerpo fue hallado días después del suicidio con una nota de despedida en la que detallaba sus problemas personales y pedía perdón a su madre por haberle dado tantos disgustos.
Shauna Grant
Quién era. Una chica de la América profunda que se escapó de su pueblo junto a su novio para buscar fama y fortuna en Los Ángeles. Pero en la gran ciudad la vida es cara y, a falta de algo mejor, Colleen Applegate empezó a posar para revistas eróticas y, después, a hacer películas porno con el nombre de Shauna Grant. En dos años protagonizó 30 producciones, ganó más de 100.000 dólares y se gastó casi todo en cocaína. En 1983 acompañó al mismísimo Francis Ford Coppola en la entrega de premios AVN, los Oscar del porno.
Cómo murió. Cansada de excesos, en 1983 anunció que dejaba el negocio del porno. Pero no logró desengancharse de la cocaína y se enamoró de un traficante 24 años mayor que ella. Un día apareció muerta de un disparo. La última frase que escribió en su diario fue “solo quería que alguien me quisiera”. Tenía 20 años. La muerte de Shauna se convirtió en un fenómeno mediático que dio lugar a series y telefilmes sensacionalistas, y provocó un endurecimiento de las leyes antiporno por parte de la Administración Reagan.
Etiquetado , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *