Tu web de humor freak, comic, televisión, cine y entretenimiento en general

lunes, 9 de octubre de 2017

Un estudio desvela en qué piensan las mujeres cuando se masturban


Quien más quien menos gusta de darse un poco de amor a sí mismo de vez en cuando. Algo que muchos sospechamos -y que distintos ensayos realizados han confirmado- es que, más allá del placer evidente que provoca la masturbación, ésta puede ayudarnos no sólo a mejorar nuestra sexualidad, sino también a prevenir varias enfermedades.

Si algo parece estar fuera de toda duda tras ser tratado por muchas investigaciones onanísticas es que en el arte de tocarse cada persona es un mundo y que lo que a uno le excita a otros les corta el rollo inmediatamente. O al menos eso ha recogido el famoso Informe Hite, que también añade cómo ellas se tocan en un menor porcentaje y en una menor frecuencia que sus pares masculinos. Pero esto ya era vox populi.

Resultado de imagen de masturbacion femenina

Lo que sigue siendo un misterio para muchos hombres, y de lo que ahora sabemos un poquito más gracias al último estudio elaborado por la empresa de juguetes eróticos Lovehoney, es en qué piensan las mujeres a la hora de masturbarse.

Después de analizar las fantasías de 4.500 voluntarias queda comprobado que el 60% de las mujeres que se masturba lo hace imaginando distintos escenarios en los que aparece junto a su actual pareja. Pensamiento que se vuelve especialmente recurrente cuando éstas se encuentran físicamente separadas del ser amado o cuando hace mucho tiempo que no se ven.








La imaginación vence a la pornografía

Más llamativo resulta que el 48% de las encuestadas confiese que fantasea regularmente con situaciones en las que aparecen sus ex parejas. Ya en porcentajes más residuales se observa que los otros escenarios que más se repiten en la imaginación de las féminas a la hora de autosatisfacerse están relacionados con la dominación, la sumisión, el sadismo y distintos juegos de roles.

Aunque también son muchas las que aparcan la imaginación recurriendo a la pornografía a la hora de masturbarse, éstas apenas se sitúan entre el 25% y el 35% del total. Datos muy inferiores a los que presentan sus pares masculinos, donde son clara mayoría los que recurren a este tipo de contenidos cuando de desahogarse se trata.


Además de recurrir al porno en un porcentaje claramente inferior, varias publicaciones ponen el acento en el distinto uso que ellos y ellas hacen al respecto. Así pues, mientras ellos acuden asiduamente a estos vídeos sin premeditación, ellas lo hacen como una herramienta para favorecer la excitación, a modo de prolegómeno de un encuentro sexual o como vía para aprender nuevas técnicas, cuando no para satisfacer alguna curiosidad latente.

Si nos fijamos en aquello que más les pone a las mujeres cuando se disponen a consumir pornografía, atendiendo a lo publicado por el Journal of Sex Research, vemos como el porno no explícito, el sexo lésbico, los tríos, el sexo en grupo o los penes de grandes dimensiones son algunos de los asuntos que más les encienden. No importan ni cómo ni dónde. Lo importante es hallar la felicidad... aunque sólo sea un ratito.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...