El nuevo movimiento que reivindica las tetas caídas: adiós sujetador.

 

 

Puede que a más de un hombre esto le haga estallar 3 o 4 neuronas, pero ahí va: hay tías que tienen las tetas caídas. No por viejas, ni por haber dado a luz o por haber estado saltando a la comba sin sujetador durante cinco años sin parar. Hay tías que tienen las tetas caídas porque esa es su forma natural. Es algo normal, igual que lo es tenerlas asimétricas, tener los pezones más claros o más oscuros o tenerlas grandes, pequeñas o medianas.

Tener las tetas caídas es algo perfectamente normal en muchas chicas jóvenes a las que el pecho se les desarrolló con esta forma. Y probablemente no lo sabías porque es algo de lo que la mayoría se sienten tan avergonzadas que la idea de salir a la calle sin un sujetador que corrija la caída de su pecho para adaptarla a lo socialmente aceptable les resulta una locura.

 

 

“Cómo vestirse si tienes tetas caídas, un tutorial.
Paso 1: ponte tu puñetero conjunto.

Paso 2: recuerda sudar de todo, todos estamos muriendo”.

La británica Chidera Eggerue, conocida por su alias como bloguera Slumflower, fue una de estas chicas. Durante la adolescencia solo soñaba con cumplir los 18 y conseguir un trabajo para poder operarse el pecho. Ninguna de las chicas de su clase parecía tener el pecho como ella, cuando iba a comprarse un sujetador, nunca le quedaba como a la chica de la foto.

“Cumplí los 18 y no conseguí un trabajo, mucho menos la operación de pecho”, explicó a BuzzFeed. “Así que continué odiándome hasta que cumplí los 19 y me cansé de sentirme una extraña en mi propio cuerpo. Decidí que ya había sido suficiente y tomé la decisión de dejar de llevar sujetador”.

A sus 23, después de años trabajando la confianza en sí misma, este pasado mes de julio Eggerue decidió visibilizar las tetas caídas con mostrando su cuerpo con orgullo con la intención de que otras en su situación pudiesen también atreverse a amar el suyo.

 

 

“La próxima vez que hombre os pregunte por qué tenéis las tetas caídas, preguntadle por qué sus pelotas están caídas”.
“Adelantamos a los 23: ahora he alcanzado la posición de sentirme cómoda en mi cuerpo, pero quiero que otras mujeres se sientan así, así que inicié el debate usando mi propio cuerpo como ejemplo”.

“A través de la creación de #SaggyBoobsMatter he sido capaz de ayudar a las mujeres a articular sus propios complejos con su aspecto físico, especialmente a mujeres delgadas que realmente no saben dónde situarse en el movimiento bodypositive”.

 

 

Eggerue considera que la vergüenza que sufren las mujeres con el pecho caído cae un círculo vicioso difícil de romper, “Las tetas caídas no son representadas. Al no ser representadas nos hace sentir alienadas de la sociedad. Esto fomenta las inseguridades de personas que no tienen la fortaleza mental para ver el valor en sí mismos por encima de los estándares de la gente.

Utilizar su propia voz y su propio cuerpo para denunciar esta situación ha expuesto a Eggerue ante incontables comentarios terriblemente sexistas e insultantes.

“En general creo que el movimiento ha sido recibido con mucho sarcasmo e insultos de los hombres y de algunas mujeres confusas, lo cual no me sorprende”. Efectivamente, entre todo el machiruleo que cabía esperar de una campaña así, también encontramos muchísimos comentarios despectivos de otras mujeres.

“Por favor, prueba a llevar un sujetador si tienes las tetas caídas. Gracias”.

“Esto me preocupa mucho porque otras mujeres que tienen el mismo aspecto que yo y están viendo algunas respuestas horribles hacia este movimiento y ahora probablemente estén sintiéndose más inseguras sobre sus cuerpos al ver el machaque que estoy recibiendo por mostrar mi cuerpo tal y como es con orgullo”

“Muchas de estas respuestas han sido horribles y decepcionantes, pero he aprendido a no tomármelas de forma personal. Los hombres son socializados para ver a las mujeres como vaginas que piensan, a veces. Por eso, los cuerpos de las mujeres son tratados como si solo existiéramos para satisfacer”.

 

 

“Simplemente enróllalas en un sujetador y estarás bien. Esto es hablar demasiado”.

Esto de apuñalarnos entre compañeras me da muchísimo asco. Literalmente, Twitter está lleno de comentarios de mujeres respondiendo a este hashtag con un “si tienes las tetas caídas ponte sujetador, haz el favor”. Arcadas.

“Las mujeres que condenan los cuerpos de otras están simplemente buscando confort alineándose con el opresor, que seguirá usando ese mismo sistema patriarcal para oprimirlas a ellas”, dijo Eggerue.

“Acabo de ver esto de #Saggyboobdmatter, las tías son basura macho”.

Tocando cotas de bodyshaming bochornosas, el cantante nigeriano Don Jazzy (uno de los grandes nombres del afrobeat con casi 3 millones de seguidores en Twitter) utilizó una fotografía de Eggerue para hacer un meme en el que cosificaba a las mujeres equiparándolas según su atractivo con el porcentaje de batería de su móvil.

“Me encanta ser insultada por mi cuerpo y atacada por músicos nigerianos. Gracias por ser horrible, Don Jazzy. Espero que haya valido la pena”.

“No importa lo mucho que te quieras a ti misma, ver de forma aleatoria a extraños riéndose de tu cuerpo no es un sentimiento agradable para nada”, contó a BurzzFeed.

“No era mi intención hacer eso. Mi post ha sido inmediatamente eliminado. Por favor, acepta mis más sinceras disculpas.
Después de que ella compartiera lo sucedido en su Twitter el artista no tardó en borrar el post y disculparse.

Un poco tarde para eso, Don Jazzy. By the way, que curiosa es la combinación de masculinidad y dinero, que genera en los hombres una sensación de poder en la que, teniendo un aspecto como en de Jazzy, se creen en derecho de tratar a las mujeres como ganado y ponerles nota como si la forma de medir su valía fuese el ángulo que toma su polla al tremparse al verla.

Y la cosa no quedó ahí. Incluso el medio nigeriano Net, que le mostró su apoyo con un artículo, se metió con su cuerpo después en un post de Instagram. A tope con la coherencia.

 

 

“Estoy extremadamente decepcionada con la publicación nigeriana Net por pasar de apoyarme hablando de #SaggyBoobsMatter a usar el mismo sentimiento para insultarme por mi cuerpo online”.

Por suerte, dejando de lado todos estos comentarios de mierda podemos ver a muchas personas que entienden que avergonzar a otros por su aspecto físico, especialmente cuando se trata de cosas que se escapan al control de las personas.

“La necesidad de algunas personas de atacar a otras que están buscando una representación positiva en una sociedad que solo valora estándares imposibles de belleza me pone muy triste”.

Que han sabido valorar la importancia que tiene a nivel social mostrar el desnudo femenino de una forma diferente al que nos lo han impuesto el porno y los medios.

“Los medios, el porno en particular, ha condicionado a la gente a tener ideales de belleza irreales sobre el cuerpo de la mujer. De ahí la razón por la cual el pecho caído, que es natural y normal, se considera como poco atractivo e indeseable”.
Y que se han sentido identificadas con Eggerue.

 

 

“La mejor decisión que he tomado es tirar todos mis sujetadores en 2015, y no hay marcha atrás”

“No dejes que nadie te diga qué hacer con tu cuerpo, cómo quererlo, cómo mirarlo, no”.

“Las tetas caídas no son nada de lo que avergonzarse”.

¿Qué opinas? Comenta.

Fuente: Playground

Etiquetado ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *