La generación ‘Z’ está indignada con las series de los 90

 

 

Aunque a muchos les pueda parecer increíble, son numerosos los jóvenes que comienzan a cumplir la mayoría de edad y no han pasado ni un día en la década de los noventa. Por supuesto, estos jóvenes no conocen Friends, los primeros capítulos de Los Simpson, ni han visto como Steve Urkel destrozaba en menos de un minuto una casa de 300 metros cuadrados.

La generación ‘Z’ está descubriendo la década que dio paso al nuevo milenio y parece que no está contenta con lo que está viendo.

 

Series machistas, homófobas y racistas

El salto generacional entre los millennials, los ‘X’ y los ‘Z’ parece insalvable. Si creíamos que los primeros eran críticos y concienciados con el mundo, los últimos les superan (exagerando en algunas cosas).

 

 

Si a muchos os hablamos de Friends, seguramente recordaréis las aventuras de un divertidísimo grupo de amigos americano y volverán a vuestra memoria numerosos recuerdos de vuestra infancia.

Sin embargo, los más jóvenes no opinan igual. Ven esta serie machista, por los comportamientos de Joey; homófoba, por algunos chascarrillos y racista, por no incluir a gente de otras razas en sus tramas.

 

 

Críticas de lo que no se salvan ni Los Simpson, en donde señalan a Apu como un personaje que fomenta el machismo.

 

Aquí hay para todos

No se escapa de las críticas Sexo en Nueva York, la mítica comedia que según estos jóvenes fomenta el consumismo y la desigualdad de la mujer.

Pero que nadie se piense que únicamente critican las producciones de los noventa, La Que Se Avecina (LQSA) y Aída tampoco escapan del foco ‘Z’. Los personajes de Antonio Recio y Mauricio Colmenero han recibido muchas críticas por sus comentarios antigais y contrarios a la igualdad, aunque precisamente sean una crítica fina a las personas con este tipo de comportamientos.

 

 

¿Brecha generacional o extrema sensibilidad?
Que un personaje de ficción sea machista no quiere decir que lo sea el mensaje de la serie, en absoluto. Este es el problema principal que afronta la generación ‘Z’, ¿distingue entre machismo, racismo y homofobia, y crítica?

Si vamos a los ejemplos más cercanos, LQSA y Aída, es evidente que son críticas con la sociedad y no buscan fomentar la desigualdad. ¿Alguien piensa que Alberto y Laura Cabellero creen que las mujeres e inmigrantes son inferiores? ¿O que Aída, que trata la homosexualidad con total naturalidad, está plagada de fobias?

 

 

Lo mismo sucede con Friends y Sexo en Nueva York que, además de ser comedias, no creemos que busquen incrementar el machismo sino todo lo contrario.

Parece que generación más novel debe aprender a diferenciar entre la delgada línea entre la fina ironía y la realidad: una interpretación cambia el sentido de todo.

¿Qué os parece? Comentad.

Fuente: Los40

Etiquetado ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *