Harta de hombres despatarrados en el Metro, trató de vengarse de ellos, pero tuvo respuesta

 

 

Últimamente existe la moda de añadir el prefijo “man” a algo para hacerlo innecesariamente masculino, como mansplaining o el manspreading o “despatarre”, que es cuando los hombres se sientan con las piernas muy abiertas ocupando un espacio que no necesitan realmente, generalmente en el transporte público.

La ciudad de Madrid considera esto un problema, y de hecho lo prohibió en el transporte público, para “recordar a los viajeros que mantengan la responsabilidad cívica y respeten el espacio personal de todo el mundo a bordo.”

Esta mujer decidió luchar contra este molesto comportamiento dándole al hombre su propia medicina y enseñándole a respetar su espacio personal. Enseguida recibió el apoyo de otras mujeres, que intentaron razonar el fenómeno del manspreading de una forma psicológica, creyendo que es básicamente otra forma de opresión y dominación masculina.

Pero vino un hombre a “mansplainear” la situación, que el cree que es algo mucho más sencillo… y la discusión se volvió, literalmente un sinsentido.

 

 

Inmediatamente, recibió apoyo en los comentarios

 

 

Hasta que apareció este tipo

 

 

La gente se unió a la discusión con sus propias opiniones

¿Qué opinas? Comenta

Fuente: Bored Panda

Etiquetado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *