Tras años de teorías, Sean Bean ha revelado las últimas palabras de Ned Stark antes de morir en ‘Juego de Tronos’

 

 

Seguramente habrás escuchado alguna de las múltiples bromas que existen sobre la figura de Sean Bean y el terrible final que le suele esperar a la mayoría de sus personajes. Sin embargo, de entre todas las muertes, hay una que sobresale y que ha dado para cientos de teorías: el final de Ned Stark.

Los fans seguro que recuerdan la fatídica escena. Temporada 1, episodio 9, Ned Stark murmura en voz baja, con un tono que apenas se puede distinguir en el mismo momento que llega su trágico final. Desde entonces, y como suele ocurrir con todo lo perteneciente a GoT, las teorías se dispararon, ¿qué demonios estaba diciendo el patriarca Stark?

 

 

Algunos creyeron que dicho susurro era el mantra de la serie: “valar morghulis”, la aceptación silenciosa de que todos los hombres deben morir. O, quizás, antes de que cierta “historia” sobre John fuera confirmada en la última temporada, algunos creyeron que Ned estaba, por alguna razón, revelando silenciosamente el mayor secreto de la serie (eso sí, a nadie en particular).

O tal vez de manera más devastadora (y convincente), muchos teorizaron que estaba asegurando a su querida hermana muerta Lyanna que había cumplido su promesa de no revelar el verdadero linaje de Jon.

 

 

Sea como fuere, se acabaron las teorías. Sean Bean ha explicado en una reciente entrevista la naturaleza de las últimas palabras murmuradas por Ned Stark. Sorpresa, o quizá no tanto, la solución es mucho más simple (o menos complicada) que las teorías. Según Bean:

Ned en realidad solo estaba rezando. No podría ser demasiado específico porque no sé si la religión como tal existía en aquellos días, fuera lo que fuese. Lo único que pensé fue, ‘¿Qué harías si esto realmente te fuera a pasar?’ Probablemente rezar. Probablemente murmurarías algunas palabras y lo mantendrías en silencio. Te lo guardarías para ti. En realidad, no hay mucho que puedas hacer realmente si tienes la cabeza en un bloque. Lo único que puedes hacer es murmurar.

Fin de la historia. Ned Stark, en una reacción bastante simple, rezó cuando vio que su final era inevitable.

Fuente: Gizmodo

Etiquetado ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *