Así cambia el aspecto de la misma chica delante del espejo de 11 probadores de grandes marcas de moda

 

“No entiendo por qué ponen luz fluorescente en los probadores. ¿Por qué querría una mujer comprarse algo si parece que una lluvia de meteoritos se ha estrellado en sus muslos?” Estas palabras las pronuncia Meg Ryan en la famosa tienda de lencería de la comedia The Women. Pero a juzgar por los foros y artículos que debaten el asunto, es un pensamiento que inquieta a cientos de mujeres más allá de los estereotipos hollywoodenses.

Y es que a todas nos ha pasado: volvemos a casa después de un largo día de compras, nos probamos la camisa que en la tienda nos quedaba tan genial… y resulta que no, que ni genial, ni bien… ni se le acerca. ¿Qué diablos ha pasado?

 

 

Pues bien, una editora de la página Ame.ru se ha recorrido los probadores de 11 tiendas diferentes para demostrar cómo nos engañan con la imagen que ves cuando te pruebas su ropa, y que en realidad dista mucho de la realidad.

Aquí tenemos a la protagonista de la historia, con una imagen tomada en su propia casa.

No puedo decir que esté gorda, y espero que tú tampoco lo pienses… Pero mi aspecto físico tiene algunos defectos en los probadores, algunos se destacan más o desaparecen por completo.

 

1. New Yorker:

La iluminación verdosa de este probador crea un ambiente psicodélico, el espejo aumenta las proporciones de mi figura. No se me antoja estar aquí más de 5 minutos.

2. Promod.

Con las cortinas rojas me veo como Superman usando su capa y eso me encanta. Pero en verdad, las prendas se ven más contrastantes y puedo descubrir de inmediato si me van bien o no.

3. Mexx.

Aquí hay muy poco espacio. Es casi como un ataúd. Si sufres de claustrofobia, es mejor que te pruebes las prendas afuera. Mi cara pálida en el espejo sólo aumenta esa sensación. De todas formas mi figura luce bastante bien.

4. Ostin.

Estoy casi segura de que los probadores no deben tener cortinas oscuras, porque todas las prendas oscuras se camuflan con el fondo. Justo como sucedió aquí.

 

 

5. Stradivarius.

Tiene un espacio reducido pero me siento como si estuviera en casa. La iluminación es suave y no irrita los ojos, además los espejos no transforman mucho la figura.

6. Se La.

¡Me quedaría a vivir en este probador! Tiene una iluminación agradable, un lindo espejo y mi reflejo luce bonito y joven. Justo así me veía en mis mejores años.

7. H&M.

Éste es un probador respetable. No es demasiado bueno, pero tampoco es malo. Hay suficiente luz, mucho espacio para colocar tus cosas y el reflejo del espejo no te incomoda. Compraré aquí cuando tengan rebajas.

8. Bershka.

El tipo de iluminación de esta tienda hace que me vea rosa. Justo como un cerdito bebé.

9. Mango.

Me gusta cómo luce mi reflejo en este espejo. Me agrada la luz porque no me molesta la vista e ilumina suavemente mis hombros. Creo que compraré algunas prendas de aquí.

 

 

10. Reserved.

¡Dios mio! ¿En verdad soy tan gorda? El reflejo de este probador no me agradó para nada. Además no existe la privacidad, la puerta casi no se cierra.

11. ZARA.

Parece que estamos en una especie de laberinto de espejos, y en cualquier momento por el lado izquierdo del reflejo aparecerá un asesino. ¿Acaso está detrás de ese gran cardigan con descuento? En cualquier caso, no es algo tan terrible a como luce mi cara con esta iluminación tan contrastante.

Conclusión:

Depende mucho de la luz, si el probador tiene una iluminación principal que se ubica arriba y es muy contrastante, te asustarás al mirar tu reflejo… Recuerda que en la vida real no luces tan mal, te lo prometo: si la iluminación principal se distribuye verticalmente en ambos lados del espejo y es suave, todo es mejor, ¡con esta iluminación te enamorarás de tu reflejo!

¿Qué te parece? Deja tus comentarios.

Fuente: Vaya Face

Etiquetado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *