Se metieron con Taylor Swift y les cancelaron la serie.

 

 

Donald Glover es uno de los chicos de moda en Estados Unidos. Estuvo nominado al mejor álbum en los Grammy como Childish Gambino, escribe y protagoniza la premiada serie Atlanta, aparecerá en la película de Star Wars centrada en Han Solo y le habían contratado para escribir una serie del conocido Deadpool para televisión. Pero al final le han cancelado el proyecto. ¿Y cuál ha sido la gota que colmó el vaso? Meterse con Taylor Swift.

“Había de verdad un episodio de Taylor Swift. Era delirante. Y definitivamente fue la gota que colmó el vaso”, explicó Steven Glover, hermano de Donald y socio en sus peripecias televisivas como cocreador. Los ejecutivos de Marvel puede que se diviertan con el sentido del humor irreverente de Deadpool en las pantallas de cine pero bromear acerca de la cantante pop es cruzar la línea en opinión de los Glover.

 

 

El canal de cable FXX, propiedad de FOX, había anunciado en mayo de 2017 que desarrollarían una comedia de animación para televisión. Con los nombres atados al proyecto, la popularidad del superhéroe en cines de la mano de Ryan Reynolds y el potencial del personaje en un canal que no entiende de límites de humor (ellos emiten la corrosiva It’s always sunny in Philadelphia), automáticamente Deadpool se había convertido en uno de los proyectos más esperados del medio.

Pero parece ser que la relación entre la productora Marvel Television y los Glover se habría estropeado estos últimos meses por diferencias creativas. En un principio parecía que había sido una decisión de mutuo acuerdo pero Donald Glover dejó caer en las redes sociales un falso guion donde insinuaba que habían sido víctimas del racismo. “Todos los guionistas eran negros y las referencias también eran bastante negras”, decía el falso Deadpool con la voz de Donald.

 

 

Mientras que Stephen quiso quitarle hierro al asunto con más declaraciones. “Nuestra serie no era demasiado negra. No era negra para nada. Pero definitivamente queríamos ponérselo difícil Rick y Morty y creo que lo hubiéramos conseguido”, dijo en Twitter sobre el referente que tenían, la serie más ácida del panorama de animación actual.

Lo importante es que los ejecutivos de Marvel, cuando leyeron que se metían con Taylor Swift, decidieron cancelar un proyecto al que ya habían dado luz verde, sin importarles que estaban despidiendo al ganador de dos Globos de Oro (mejor comedia, mejor actor) y dos premios Emmy (mejor actor, mejor director) en 2017. Y el canal FXX ya ha avisado que no piensan seguir adelante con la serie de animación de Deadpool.

 

 

¿Qué opinas? Deja tus comentarios.

Fuente: La Vanguardia

Etiquetado , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *