11 Cosas que hacen constantemente las personas que son ABURRIDAS

 
Los psicólogos afirman que si el aburrimiento llega a tu vida, las personas que te rodean parecen aburridas, pierdes interés en tu trabajo, y entonces tienes que admitir que la razón no está en las circunstancias externas, sino en ti. Sin embargo, las personas, en su mayoría, no admiten que están sumidas en la rutina y se vuelven simplemente tediosas. Por supuesto, cada persona es más o menos aburrida. Pero hay quienes pueden llamarse, con seguridad, maestros del aburrimiento del nivel 99; tales personas comparten varias cualidades comunes, de las que te contaremos a continuación.

Exponemos todos los malos hábitos de las personas aburridas. Lee y mantente al tanto de los patrones de comportamiento más desagradables, que fácilmente pueden convertir al individuo más alegre en un patético aburrido.

 

 

1. No se separan del teléfono

Tal vez uno de los hábitos más molestos de las personas poco interesantes es su costumbre de estar pegadas al teléfono. El 89% de los estadounidenses admite que se distrae periódicamente con el teléfono durante una conversación. La mayoría de las personas, cuyos interlocutores están ocupados con el teléfono durante una charla, considera que este tipo de actitud es aburrida e, incluso, grosera. Las encuestas realizadas por investigadores de los Estados Unidos mostraron que en una conversación con una persona dependiente del teléfono, los encuestados se sienten ofendidos y anulados; por lo tanto, intentan abreviar la comunicación.

Aparta el teléfono, es hora de volver al mundo real. Créeme, los gatitos en el muro de Facebook se seguirán sintiendo geniales sin tu “Me gusta”.

2. Hablan solo de ellos mismos

Quienes solo hablan de sí mismos son los interlocutores más horribles. Por supuesto, todos a veces quieren contar sus penas o, al revés, contar sus victorias. Pero las personas aburridas hacen esto todo el tiempo; no sienten interés por aquellos con quienes mantienen la conversación; no están interesados en temas que no les conciernen personalmente.

Si tienes esta debilidad, trata de introducir algunas restricciones: asigna 5 minutos para las quejas y dedica el resto del tiempo para hablar de otros temas. Cuando la situación se descontrola y has estado hablando tú solo durante media hora, balancea la conversación y pregúntale a tu interlocutor sobre sus asuntos. La capacidad de empatía y la escucha activa es la cualidad principal de una persona interesante.

 

 

3. Dejaron de sorprenderse

En el mundo de hoy, con su ritmo frenético, es fácil convertirse en un cínico, desilusionarse con las personas y perder los sueños juveniles. Tal vez, comenzamos a olvidarnos de lo que es sentirse sorprendido por algo, abrir nuevas perspectivas, disfrutar los detalles. Las personas aburridas son difíciles de complacer, ya lo han visto todo en alguna parte, no hay noticias que puedan emocionarles. Su vida se vuelve gradualmente gris, desaparecen todos los colores brillantes, los eventos pierden su actualidad.

Para combatir el aburrimiento, los psicólogos recomiendan activar el “pensamiento de principiante”. Comienza a aprender algo inesperado, comunícate con desconocidos, redescubre el mundo a diario. La capacidad de aprender es un regalo valioso, y uno no debe olvidarlo.

4. Satisfechos consigo mismos

Las personas aburridas están satisfechas consigo mismas y no quieren correr riesgos, incluso si saben que el riesgo está justificado. De hecho, la negativa a abandonar la zona de confort es un subproducto del temor al futuro y la incertidumbre sobre el día de mañana. Recuerda, como dijo Shrek: “No hay nosotros y no hay nuestro, ¡solo estoy yo y mi pantano!”. A veces todos somos un poco Shrek. Es el miedo lo que te impide salir de la cotidianidad y destruir las paredes levantadas por ti mismo.

Pero escucha, tal vez detrás de estas mismas paredes te espera una bella princesa (tal vez, un burro). En cualquier caso, no mates el interés por la vida: este es el signo principal del aburrimiento.

 

 

5. No leen

Los libros nos ayudan a descubrir mundos nuevos, y esto no es solo un cliché. Cuanto más lees, más cosas sabrás. Las personas aburridas prefieren no aprender nada nuevo, su fantasía es pobre y sus conversaciones son las mismas. Los estudios muestran que la lectura regular desarrolla el sentido de empatía. Es la capacidad de empatizar lo que hace que una persona sea realmente un buen amigo e interlocutor interesante.

Si decides combatir el aburrimiento leyendo, sigue estos sencillos consejos: lee 14 libros que son clásicos de la literatura, reconocidos por todo el mundo, y luego elije uno de los libros más vendidos. Estamos seguros de que ni notarás cómo la lectura te absorberá por completo.

6. Están rodeados de personas poco interesantes

Las personas aburridas están rodeadas de personas poco interesantes -interlocutores casuales que no comparten sus intereses y no tienen objetivos comunes. De hecho, este entorno les es ajeno. Pero a falta de mejores opciones, deben mantener relación con personas innecesarias.

Intenta tener relaciones con aquellas personas que comparten tus intereses. Asiste a eventos donde puedes conocer personas de ideas afines, busca nuevos conocidos a través de Internet: las oportunidades para nuevos encuentros emocionantes te esperan literalmente a cada paso.

 

 

7. Están obsesionados con la impresión que producen en los demás

¿Cuál es la diferencia entre las personas carismáticas y las aburridas? Hay muchas variantes de la respuesta, pero la principal diferencia es la naturalidad. Las personas aburridas están demasiado preocupadas por la impresión que producen en los demás; a menudo se precipitan de un extremo a otro: una vez tienen miedo de ser graciosos, luego se divierten de manera antinatural, tratando de llamar la atención. En su libro “Mitos sobre el carisma”, la talentosa coach y oradora Olivia Kabayn argumenta que el carisma y el atractivo no son cualidades innatas, sino que pueden desarrollarse. Lo primero y lo más importante es que seas más cordial con los demás y no te enfoques tanto en ti mismo en las conversaciones.

Exhala. Las personas felices y seguras de sí mismas no se preocupan por complacer a todo el mundo. Sé natural, no tengas miedo de parecer ridículo. El humor puede derretir incluso el corazón más helado y hacer que la comunicación sea más interesante.

8. Usan clichés en las conversaciones

La gente aburrida mantiene conversaciones aburridas. Y todo por la culpa de los clichés y las repeticiones. Hacen las mismas preguntas y reciben las mismas respuestas. En tales conversaciones no hay nada personal; el interlocutor no se conmueve, todo es pura formalidad. El autor del libro “La Octava Habilidad” y el especialista en liderazgo a nivel mundial Steven Covey recomienda demostrar respeto por la personalidad del compañero y hablar sobre los asuntos importantes para él.

Comienza a hacer preguntas que realmente le importen al interlocutor si quieres que se sienta a gusto. Deja el habitual “¿Cómo estás?”, pregúntale a tu amigo aquello que anime sus ganas de hablar.

 

 

9. Hablan lento y tedioso

Los estudios han demostrado que las personas que suelen contar largas historias son aburridas. Recuerda aquellas interminables conferencias, cuando el profesor podía pasar horas dando vueltas al mismo tema, aunque los estudiantes lo habían entendido hacía ya mucho tiempo. Probablemente todos tengan un conocido que cuenta chistes y bromas tan largas y monótonas que al final de la narración ya olvidas de qué estaba hablando.

No te dejes caer en la trampa pegajosa de la monotonía. Las historias cortas y brillantes son el mejor remedio contra una conversación aburrida.

10. Tienen miedo de soñar con el futuro

Las personas aburridas carecen de imaginación. Simplemente no pueden o no quieren soñar con el futuro o hacer planes. Sin embargo, una de las principales cualidades de un interlocutor interesante y accesible, en todos los sentidos humanos, es la capacidad de pensar de manera amplia y libre. Los psicólogos creen que la ausencia de deseos significantes no les permite a las personas hacer realidad sus sueños. Si a alguien no le importan sus propias prospectivas, si no está interesado en su propio futuro, ¿qué interés representará para los demás?

Si no sueñas, entonces simplemente no puedes hacer tus sueños realidad. Imagina tu vida como quieres que sea, y sigue el objetivo audazmente.

 

 

11. Son perfeccionistas

Las personas atrapadas en su zona de confort buscan desesperadamente ordenar todo lo que los rodea. Siguen los rituales que ellos mismos inventaron, se aseguran de que todo a su alrededor sea correcto y predecible.

Investigadores de la Universidad de Kent argumentan que el perfeccionismo puede tomar formas antisociales: las personas simplemente no quieren comunicarse con aquellos que ponen objetivos inalcanzables no solo para sí mismos, sino también para su entorno. Los perfeccionistas a menudo son exigentes y despiadados con sus familiares.

Relájate y deja un poco de espontaneidad en tu vida. No existe un orden ideal, y los eventos a veces no se desarrollan de acuerdo con el plan.

¿Y entre tus amigos hay personas que te cansan?

¿Qué te parece? Deja tus comentarios.

Fuente: Difundir

Etiquetado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *