Lidl venderá marihuana en sus supermercados

 

La alemana Lidl ha consolidado la venta de marihuana en supermercados de Suiza, a algo menos de un mes del lanzamiento. La cadena comercializa dos productos que se conciben como un “sustituto natural del tabaco”, según ha explicado la compañía en un comunicado, y que buscan actuar como antiinflamatorio y relajante, más que con fines lúdicos.

La venta es legal ya que apenas cuentan con THC, el compuesto psicoactivo que se halla en la marihuana. La ley suiza permite vender a mayores de 18 productos con hasta un 1% de THC, límite al que no llegan los de Lidl, que se quedan en el 0,8%. Sí contienen un nivel alto de cannabidiol (CBD), de hasta el 21%, si bien no es psicoactivo. Este componente tiene amplias aplicaciones medicinales.

 

 

Totalmente natural

Ya disponibles en la zona de habla alemana y francesa del país, la cadena de producción es totalmente local. La marihuana se cultiva y prepara en Suiza. En el proceso no se utilizan productos agroquímicos, sintéticos ni sustancias modificadas, recoge en su comunicado Lidl.

Las bolsas que vende Lidl (The Botanics)

La startup The Botanicals está detrás de los productos. Lidl vende sus bolsas de 1,5 gramos, con material cultivado en interior, por 18 francos suizos –15 euros– y la de 3 gramos, de invernadero, a 16,75 euros. El coste es el doble que el de los cigarrillos normales.

La empresa, con sede en el Thur, al noroeste del país, se dedica a crear productos “con una contribución activa a preservar la salud y la calidad de vida”, según explica en su web. Tras el cultivo lo procesa en componentes para comidas, cosméticos e industria.

 

 

Lidl no es la primera

El fácil acceso a productos canábicos ha puesto en alerta a algunas asociaciones. Addiction Suisse, fundación que lucha contra las sustancias adictivas, apuntó en su día que “la precaución sigue siendo la consigna”.

En cualquier caso, Lidl no es la primera en el país que se lanza a la venta de productos con cannabis. La cadena Coop ya lo hizo el pasado año, explica The Guardian.

¿Qué te parece? Deja tus comentarios.

Fuente: La Vanguardia

Etiquetado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *